Despliega el menú
Zaragoza

A licitación la restauración de las fachadas de la Casa del Cura de Quinto

Las empresas interesadas pueden presentar sus ofertas hasta el 3 de diciembre, con un presupuesto base de 120.000 euros.

La Casa del Cura, en Quinto, es un edificio renacentista del siglo XVI.
A licitación la restauración de las fachadas de la Casa del Cura de Quinto
Zafarache

El Ayuntamiento de Quinto ha sacado a concurso la restauración de dos de las tres fachadas de la Casa del Cura. El plazo para presentar propuestas finaliza el 3 de diciembre y se ha establecido un presupuesto base de licitación de 120.000 euros.

Se trata de la segunda fase de unas obras que arrancaron a principios de año y con las que se está rehabilitando este edificio renacentista del siglo XVI que había quedado en desuso y se había transformado en una escombrera.

El consistorio ha puesto fin así a un problema de salubridad pública, por haberse convertido el patio de la Casa del Cura en un vertedero de excrementos de palomas. Hasta la fecha, los trabajos se habían centrado en consolidar las zonas del edificio que aún tenían estabilidad y en instalar una nueva cubierta.

Ahora, se emprende una segunda fase a través de la que se va a atacar a la parte exterior del inmueble. Las obras sacadas a concurso consistirán en la restauración integral de dos de las tres fachadas, la principal y la lateral de la calle de Conchita Carrillo.

En concreto, se restaurará toda la fábrica de ladrillo, se abrirán las ventanas originales, que se tapiaron, colocando marcos madera y cristales. También se van a renovar las puertas y se restaurarán los zócalos. El proyecto contempla también instalar la iluminación ornamental.

Para hacer frente a esta inversión, el Ayuntamiento de Quinto cuenta con la colaboración económica de la Diputación Provincial de Zaragoza, que aportará el 70% del coste total de esta segunda fase de las obras.

La primera, finalizada hace apenas seis meses, supuso una inversión de 160.000 euros, afrontada con recursos municipales. La actuación se consideró de urgencia ya que el edificio, catalogado como Bien de Interés Cultural, estaba en situación de ruina e incluso ponía en riesgo la seguridad de los vecinos.

Etiquetas
Comentarios