Despliega el menú
Zaragoza

La nueva vida de la nave de la ternera

Este espacio, situado en el Antiguo Matadero Municipal de Zaragoza, abrirá sus puertas en un mes. El consistorio ha invertido cerca de 550.000 euros en su rehabilitación.

Lo que fuera durante décadas lugar de sacrificio de animales abrirá en un mes como un espacio de formación y diferentes usos para el barrio de Las Fuentes. La nave de la ternera, situada en el centro cultural de Salvador Allende -también conocido como Antiguo Matadero-  ultima los detalles para ser un centro de formación y orientación laboral gestionado por el Instituto Municipal de Empleo y Fomento Empresarial de Zaragoza (Imefez).

Este jueves por la mañana han acudido a visitar las obras el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve; la concejala de Educación, Arantza Gracia; el concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz. "Estamos encantados de poder visitar esta tercera nave, la última que faltaba por rehabilitar de esta gran fábrica que diseñó Ricardo Magdalena. Ha quedado muy limpia y con espacios diáfanos para las aulas", ha destacado el alcalde. Por su parte, Gracia ha señalado que hace tiempo que se inició esta restauración, que llevaron a cabo los estudiantes de las escuelas taller del Imefez, hasta que entraron los arquitectos profesionales. "De esta forma, se completa la necesidad de unificar equipamientos que se ofrecen desde Zaragoza Dinámica", ha apuntado la concejala.

En total, el consistorio zaragozano ha invertido 548.131 euros para acondicionar esta nave, con 1.062 metros cuadrados distribuidos en dos alturas. En concreto, la planta superior acogerá tres aulas de formación y en la planta baja se ubicará el servicio de orientación e inserción laboral del Imefez, hasta ahora situado en la avenida de Navarra. Además, en la planta baja se ha habilitado una sala polivalente de 200 metros cuadrados cuyo uso será compartido con la Junta Municipal de Las Fuentes, para dar respuesta a las necesidades del barrio.

La rehabilitación de esta joya arquitectónica se enmarca en la recuperación de grandes patrimonios como el Mercado Central, los depósitos del Pignatelli, los baños judíos o la imprenta Blasco. Según ha subrayado Muñoz "este era uno de los 42 edificios desocupados que  queríamos restaurar. En tres años lo hemos hecho en casi 20".

"Reivindicación vecinal"

A estas puertas abiertas de la nave de la ternera también se han acercado representantes vecinales como los de la Asociación Vecinal de Las Fuentes. Carmen Gimeno, vocal de esta organización, ha explicado que esta rehabilitación era una de sus principales "reivindicaciones vecinales". "Queríamos que fuera un espacio abierto para las asociaciones del barrio, comerciantes y hacer actividades de manera continuada", ha comentado. En ese sentido, la presidenta de la Junta Municipal de Las Fuentes, Marta Aparicio, ha insistido en la importancia de culminar este proyecto y ponerlo "a disposición de los vecinos".

Etiquetas
Comentarios