Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Marihuana, hachís y cocaína: el mapa de las drogas más incautadas en los pueblos de Zaragoza

En el último trienio se han decomisado sustancias ilícitas en 154 de los 293 municipios de la provincia.

Efectos intervenidos en una operación antidroga en Pina de Ebro.
Efectos intervenidos en una operación antidroga en Pina de Ebro.
Guardia Civil

Las drogas no son urbanas. O, al menos, no se consumen únicamente en las grandes ciudades. El tráfico y consumo de sustancias se extiende también por localidades con vecindarios de apenas unos cientos de personas, como demuestran los datos de aprehensiones en la provincia de Zaragoza a lo largo del trienio 2015-2017, publicados en el boletín oficial del Congreso a petición del diputado popular Eloy Suárez.

Los agentes han impedido en ese período el menudeo de todo tipo de sustancias. Algunas son minoritarias, como el polen de cannabis, los anabolizantes o la ketamina (similar a la cocaína en forma y que, en función de la cantidad aspirada, puede ser tanto anestésica como alucinógena). Otras tienen un arraigo fuerte. Es el caso de la marihuana y el hachís -consideradas drogas blandas- y la cocaína -dura-, que protagonizan cada curso centenares de incautaciones por parte de la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Porque el número de actuaciones policiales en el medio rural no es nada anecdótico. En los últimos tres años se han desarrollado operaciones en 154 municipios de la provincia de Zaragoza, que engloba un total de 293 pueblos villas y ciudades. Es decir, en más de la mitad de ellos se ha sorprendido a un ciudadano consumiendo, traficando o, simplemente, en posesión de sustancias ilícitas.

Varias localidades, excluyendo la capital aragonesa, son especialmente protagonistas en el informe al aglutinar aprehensiones de grandes cantidades. Y algunas destacan debido al volumen específico de una droga en particular. Es el caso de Pina de Ebro, donde hace dos años se decomisaron hasta 1,3 kilos de heroína, una sustancia que, en general, tiene escaso recorrido en el mundo rural zaragozano.

La cocaína es la droga de las consideradas duras más consumida y, si bien las cantidades que se suelen incautar son discretas, en algunos casos las autoridades impiden la distribución y consumo de grandes volúmenes. En Cuarte de Huerva se han intervenido más de 102 kilos, una cifra sorprendente, pero que se entiende al estar enmarcada en una gran operación policial en 2016 en la que se detuvo a siete miembros de una organización criminal dedicada al tráfico de estupefacientes y al blanqueo de capitales.

Belchite es la localidad donde más marihuana se ha decomisado en un solo año (80 kilos en 2017), mientras que el dudoso honor en torno a la metanfetamina se lo lleva Albeta (2.192 dosis incautadas en 2015). En Cadrete se localizaron 2.148 plantas de cannabis en 2015, mientras que en Ejea de los Caballeros se intervino un kilo de sulfato de anfetamina hace dos años.

Zaragoza, caso aparte

Los datos anteriores quedan eclipsados si se observan junto a las aprehensiones en la capital aragonesa, donde además de las drogas más comunes se han incautado hongos alucinógenos, éxtasis líquido, hojas de coca, ‘popper’ y hasta un gramo de crack, así como otras menos conocidas como metilfedinato, etriptamina o clonazepam.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión