Despliega el menú
Zaragoza

El Consistorio prueba contenedores que avisan en caso de incendio

Ha recibido seis unidades que va a testar y que se unen a otras medidas que ya ha adoptado para atajar este problema.

Contenedores quemados en las calles de Embarcadero y Viñedo Viejo.
Contenedores quemados en las calles de Embarcadero y Viñedo Viejo.
Oliver Duch

El Ayuntamiento busca soluciones para la quema de contenedores en la vía pública. Tras decenas de cubos de basura quemados y cientos de miles de euros en daños, el Consistorio está estudiando y probando distintos sistemas que permitan evitar o, al menos, minimizar los efectos que la acción de los pirómanos tiene para la seguridad ciudadana... y para las arcas públicas. Solo en 2017 los Bomberos tuvieron que intervenir 121 veces por quemas de contenedores, lo que supuso un coste de 10.800 euros, a lo que hay que sumar los entre 800 y 1.800 euros que cuesta cada cubo de basura de este tipo que se destruye.

Según informó este lunes el área de Servicios Públicos a raíz de una pregunta del PP, el Consistorio ha recibido seis dispositivos de prueba que se integran en el contenedor y que avisan a una central telefónica –del servicio de Bomberos– cuando detectan que hay un aumento significativo de temperatura en el interior del cubo. La oficina municipal encargada de la gestión de residuos está a la espera de hacer un simulacro para ver su funcionamiento y, en caso de que se considere adecuado, extenderlo por los contenedores de la ciudad.

Desde el gobierno municipal aseguraron que, al margen de estas pruebas, ya se han adoptado algunas medidas, como cambiar la colocación de los contenedores que más prenden y más daños causan (los de papel y cartón y los de envases) para que aunque el incendio se transmita al exterior, este quede alejado de los vehículos que aparcan en la vía pública.

También se han estudiado otras posibilidades, como la de que los contenedores sean metálicos, aunque en esto cuenta el problema del ruido que genera cuando el camión recoge la carga que llevan en su interior.

El Ayuntamiento ya ha descartado otras medidas alternativas, como la de los contenedores que incorporan ‘extintores’ en su interior, que se activan en caso de incendio.

Según fuentes del área, en otras ciudades estos dispositivos han sido frecuentemente vandalizados, dejándolos inservibles. Tampoco han convencido en la plaza del Pilar los modelos de aditivos retardantes del fuego en la fabricación de los contenedores, ya que "no se llega al minuto de mejora en el tiempo ante una combustión".

El concejal de Servicios Públicos, Alberto Cubero, no obstante, avisó este lunes de que "ni todos los métodos juntos acabarán con este problema", ya que depende "de que no se sigan cometiendo delitos", en referencia a la quema de contenedores. El concejal del PP Sebastián Contín replicó que "hay muchas posibilidades" alternativas para afrontar el problema, como los "contenedores ignífugos", la colocación de "cámaras de seguridad" o "el soterramiento de los contenedores".

Etiquetas
Comentarios