Despliega el menú
Zaragoza

La Policía Local alaba la iniciativa de los padres de la menor epiléptica

La menor sufrió una crisis en un autobús y entre sus pertenencias llevaba una nota alertando de su enfermedad, así como teléfonos de contacto de sus familiares e indicaciones para los sanitarios

Un agente de la Policía Local.
Un agente de la Policía Local.
Toni Galán

“Situaciones como esta facilitan mucho la labor, tanto de los agentes como de los servicios sanitarios”. Desde la Policía Local de Zaragoza hay mucho agradecimiento hacia los padres de la menor epiléptica que sufrió un ataque en un autobús de un centro ocupacional y que llevaba una nota en la que se informaba de su situación y de los teléfonos de contacto de su familia. Gracias a ello, la niña pudo recibir la asistencia adecuada con la mayor rapidez.

“Hola, soy Luciana. Si está leyendo esto es que me he descompuesto. Soy epiléptica y tengo un retraso, no sé correctamente mis datos. Por favor, llame a mi familia para avisarles (aquí se indican varios números de teléfono) y luego a la ambulancia 061 y a la policía local 092. Denle este papel a la policía o a la ambulancia. También está mi DNI. MUCHAS GRACIAS”.

Así rezaba la nota que los agentes encontraron entre las pertenencias de la menor cuando la registraban en busca de su identificación. “Esto, indudablemente, ahorró mucho trabajo a los compañeros”, afirma el portavoz de la Policía Local. De hecho, en el mensaje en Twitter en el que el cuerpo dio a conocer esta actuación policial se felicita a los padres de la menor por su iniciativa. “Como agentes, tratamos de trasladar lo fácil que nos lo ponen cuando nos encontramos con ayudas como esta, pero no somos nadie para decir que esto es lo que hay que hacer siempre”, destacan desde el cuerpo.

En cualquier caso, la iniciativa de estos padres preocupados por la enfermedad de su hija ha sido muy bien recibida entre los agentes y seguro que da mucha tranquilidad a los familiares de la menor.

Más allá de ir documentados, no existe una obligación de llevar encima una información adicional sobre aspectos sanitarios, aunque sí es frecuente encontrarla en personas alérgicas, por ejemplo, que suelen mostrar en sitios visibles (pulseras o medallas) las alergias que presentan o las incompatibilidades con determinados medicamentos. Pero una nota tan completa con números de teléfono y demás indicaciones no es lo normal. Desde Atades, por ejemplo, destacan que entre sus usuarios no suelen exigirlas, más allá de las pulseras identificativas que les ponen cuando los llevan de excursión, por si se pierden.

Según la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), las placas de alerta médica están indicadas “para todas aquellas personas que tengan problemas de salud o condiciones médicas especiales que puedan sufrir una crisis de manera imprevista”. Estas placas están especialmente diseñadas para llamar la atención de los sanitarios y que estos puedan tomar las medidas oportunas en relación a la situación de cada paciente.

Desde la SEFH destacan que estos colgantes, placas o pulseras no solo están indicadas en niños o personas ancianas, “que por su condición no puedan expresar correctamente su estado médico especial”, sino también para quienes tomen una medicación de manera habitual y cuya interacción con otros medicamentos “pueda desencadenar un efecto adverso de tipo grave”. También se recomiendan en personas con alergias a fármacos ya que, en caso de llegar inconscientes al hospital, y ante la emergencia que su estado reviste, “se les administrarán los medicamentos que dicte el protocolo hospitalario, pudiendo estar entre ellos el fármaco al que se tiene alergia”.

Etiquetas
Comentarios