Despliega el menú
Zaragoza

Acusan a un empresario de Bujaraloz de agredir sexualmente a las dos hijas de un temporero

La Fiscalía pide casi 13 años de cárcel por un delito de agresión sexual cometido sobre la mayor y otro de abusos a los que presuntamente sometió a la más pequeña.

El acusado se cubre la cabeza con las manos antes de entrar en la sala de vistas.
El acusado se cubre la cabeza con las manos antes de entrar en la sala de vistas.
Oliver Duch

Un empresario de Bujaraloz se enfrenta a penas de hasta 13 años y medio de prisión por los delitos de agresión sexual y abusos sufridos presuntamente por dos menores de edad, hijas de uno de sus trabajadores. Tanto la Fiscalía como la acusación particular mantienen que el hombre utilizó el poder que tenía sobre el futuro laboral de la familia para obligar a la mayor de las chicas a someterse a sus deseos sexuales.

La muchacha, que entonces tenía 17 años, padeció esta situación a lo largo de un año, entre 2013 y 2014, hasta que se marchó de su casa. En ese momento no denunció lo que le había estado pasando por miedo a que su padre perdiera el trabajo, pero cuando se enteró de que el acusado, J. A. J. S., había intentado hacer lo mismo con su hermana pequeña, acudió a la Guardia Civil de Caspe y presentó una denuncia.

Los agentes abrieron una investigación que derivó en la detención en enero de 2016 del encausado y su ingreso en prisión provisional. Sin embargo, salió del centro penitenciario de Zuera un mes y medio después a petición de su abogado, Valentín Romero.

La joven no pudo oponerse a la medida de libertad ni recurrir la decisión judicial porque, como recuerda ahora su letrado, Javier Catalán, no se le facilitó asistencia letrada como víctima de agresión sexual. Al parecer, en Caspe le dijeron que como vivía en ese momento en Cataluña se la tenían que proporcionar allí. Y cuando acudió a su lugar de residencia a solicitarla le contestaron que se la tenían que dar en Caspe, donde denunció los hechos. Finalmente, tuvo que buscarse un letrado particular que ahora la representa tanto a ella como a su hermana.

El juicio debería haberse celebrado este lunes en la Audiencia Provincial de Zaragoza, pero por una cuestión prejudicial planteada por el abogado defensor, que sostiene que su cliente es inocente, el tribunal de la Sección Sexta decidió aplazar la vista oral.

Según el relato de las acusaciones, el empresario, se valió de que la joven era hija de un temporero al que contrataba para recoger almendras y olivas para comenzar a abusar sexualmente de ella. La primera vez, con la excusa de enseñarle la vivienda, se aprovechó de que estaban solos y la sometió a tocamientos. En esa ocasión, según la Fiscalía, ya le dijo: "Tienes que ser una buena chica para que no pierda el trabajo tu padre" .

A partir de ese momento, la agredió sexualmente en múltiples ocasiones.  Añaden que la menor de edad nunca prestó su consentimiento pero soportó estas situaciones debido al temor de que el acusado cumpliese sus amenazas y no contratara a su padre, ya que tenía miedo de que su familia quedara desamparada porque los ingresos de su padre eran el único medio de vida.

La situación cesó cuando la joven cumplió los 18 años y se marchó de su casa. Pero al enterarse por su hermana pequeña (entonces de 14 años) de que estaba intentando hacer lo mismo con ella, decidió denunciar al presunto agresor para que no siguiera haciendo lo mismo.

La Fiscalía pide para J. A. J. S. una pena de nueve años y nueve meses de prisión por el delito continuado de agresión sexual a la hermana mayor  y la prohibición de acercarse a la joven durante 12 años. Por los abusos sufridos por la otra menor, reclama tres años de cárcel y cinco de prohibición de aproximarse a ella.

El abogado Javier Catalán califica el delito de violación, eleva la pena a diez años y medio y solicita una indemnización de 30.000 euros. Por los abusos denunciados por la menor exige tres años y medio, igual que la Fiscalía.

Por su parte, el abogado Valentín Romero niega los hechos y solicita la absolución para su cliente.  

Etiquetas
Comentarios