Despliega el menú
Zaragoza

Mallén asumirá la deuda de 3 millones de euros de la sociedad urbanística municipal para su disolución

El Ayuntamiento renegociará los créditos con las entidades financieras y acordará permutas con el resto de acreedores

Imagen de archivo de la fachada del ayuntamiento de Mallén.
Imagen de archivo de la fachada del ayuntamiento de Mallén.
José Miguel Marco

Las irregularidades detectadas en 2009 en la Sociedad Urbanística Municipal de Mallén, que dos años después llegaron a los tribunales, terminaron pasando factura al Ayuntamiento, que había cedido parcelas para dotar de capital este proyecto. El alcalde, Rubén Marco (Por Mallén), explicó que la sociedad está en concurso de acreedores y la intención es que el Consistorio asuma la deuda con bancos y otros acreedores, que asciende a 3 millones de euros, con el objetivo de proceder a su disolución.

Esta es la información que el equipo de gobierno dio a conocer hace unos días a los vecinos, en el tercer encuentro anual para trasladar la gestión municipal y los asuntos más relevantes.

Según puso de manifiesto Marco, lo que más interés despertó fue precisamente el concurso de acreedores de la Sociedad Urbanística Municipal de Mallén: "Según las últimas reuniones con los acreedores, se van a alcanzar acuerdos para que el Ayuntamiento asuma los activos y pasivos de la sociedad renegociando los créditos con las entidades financieras". Se concedieron tres créditos, por valor de 900.000 euros cada uno de ellos. El compromiso con las entidades pasaría por que "perdonasen los intereses y demoras de cuotas impagadas".

Además, se van a adoptar acuerdos de permutas con el resto de acreedores "para poder disolver la sociedad y recuperar el patrimonio que se cedió en su día". El Ayuntamiento de la localidad se hará cargo de "todas las deudas" y "podrá dar por finalizado este angosto procedimiento". "Nuestro objetivo es que este problema no afecte al presupuesto municipal y no perjudique a los vecinos con subidas de impuestos", dijo.

Por otra parte, el alcalde de Mallén trasladó también a los vecinos las demandas interpuestas contra el Ayuntamiento por las minutas que reclama el abogado que defendió al exalcalde Antonio Asín, a tres exconcejales socialistas y a un funcionario. "Fueron reclamadas al Consistorio hace un año y, en el pleno de abril de 2018, acordamos no pagarlas, según la recomendación de varios informes de abogados". De esta manera, será ahora el juzgado quien resuelva si el Ayuntamiento de Mallén tiene que hacerse cargo de los más de 400.000 euros que solicita el letrado. Para Rubén Marco, "la decisión del equipo de gobierno de no pagar responde a que en este Ayuntamiento no existió nunca un expediente de contratación para la defensa de los entonces ediles, y el caso fue siempre defendido como miembros del consejo de administración de la sociedad, nunca como concejales".

Etiquetas
Comentarios