Zaragoza
Suscríbete por 1€

Cuarte exige modificaciones de tráfico y ruido para otorgar las licencias del complejo de ocio

Un informe técnico municipal alerta a los promotores de la necesidad de corregir una serie de deficiencias detectadas

Lugar donde se ubicaría
Lugar donde se ubicaría

El Ayuntamiento de Cuarte de Huerva ha paralizado el trámite del expediente administrativo para la concesión de las licencias de actividad y de obra para la instalación de una finca-restaurante para eventos en la calle Italia hasta que los promotores no subsanen las deficiencias detectadas en el proyecto.

Los informes técnicos municipales han recogido una serie de cuestiones relacionadas principalmente con el ruido y el tráfico, que los impulsores deberían solucionar para que el procedimiento para la construcción de este negocio siguiera adelante. El plazo es de tres meses tras recibir la notificación. Si no, se archivará el expediente.

La puesta en marcha de este macrocomplejo de eventos, que incluía dos discotecas y tenía una capacidad para cerca de 1.150 personas, despertó hace unos meses un rechazo vecinal, dado que la superficie en la que se ubicaría está junto a la urbanización La Junquera II, el polígono industrial Valdeconsejo y el colegio Cuarte III. El malestar se trasladó al pleno municipal y después se constituyó una plataforma para encauzar las quejas individuales, integrada por los presidentes de todas las comunidades de vecinos afectadas. La primera acción fue recoger firmas de personas residentes en la urbanización para evidenciar "el rechazo social" ante este complejo.

El alcalde de Cuarte de Huerva, Jesús Pérez (PAR), reiteró que este proyecto "no tiene ningún sentido, dada su cercanía a las viviendas". Según adelantó, "no reúne las condiciones ni de tráfico ni de ruido, y está a diez metros de la urbanización y a 100 del colegio". "Es complicado que puedan cumplir las prescripciones técnicas", ya que hay algunas condiciones que se requieren que son "difíciles de solventar", añadieron fuentes municipales.

El proyecto justifica la existencia de 32 plazas de aparcamiento. Sin embargo, el Plan General de Ordenación Urbana exige un estudio de tráfico que contemple tanto la carga y descarga como la afluencia de público en vehículos particulares. Por las "singulares características" del establecimiento, en este caso "se estudiará también la afección de los autobuses propios de la actividad, debiendo poder llevar a cabo las maniobras en el interior de la parcela". El Ayuntamiento exige que, para minimizar las molestias a los vecinos, el acceso y salida "deberá ser siempre por la calle Francia, cruzando por el puente sobre la avenida de Valdeconsejo".

Teniendo en cuenta la ordenanza municipal sobre contaminación acústica, el informe municipal determina que el proyecto de ejecución "no prevé equipos de sonido en el exterior" por lo que "el funcionamiento deberá ser siempre con ventanas y puertas cerradas". Y añade que "el estudio acústico no contempla la cercanía del centro de educación infantil próximo, situado a 75 metros". Por otra parte, el informe recuerda que "no se admiten salidas del recinto a las zonas verdes colindantes" porque deberán ser siempre "a través de un vial".

El portavoz municipal de CHA, Bizén Fuster, indicó que "no se han presentado los documentos complementarios solicitados" y reconoció que "es difícil justificar determinados aspectos exigidos". La asamblea local de IU ha expresado también su preocupación y ha mostrado su apoyo a los vecinos afectados por el proyecto de ocio que pretende construirse.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión