Despliega el menú
Zaragoza

El cierzo de Zaragoza esparce los patinetes por los suelos

El fuerte viento derriba los vehículos de transporte aparcados en las aceras de la capital aragonesa.

Patinetes eléctricos de las tres empresas de alquiler que operan en Zaragoza, derribados por el cierzo este lunes en el paseo de la Independencia.
Patinetes eléctricos de las tres empresas de alquiler que operan en Zaragoza, derribados por el cierzo este lunes en el paseo de la Independencia.
José Miguel Marco

El cierzo ha sido el protagonista del estreno de la tercera empresa de alquiler de patinetes eléctricos que llega a la capital aragonesa: VOI. El fuerte viento ha derribado estos vehículos, así como los de las otras firmas ya instaladas en Zaragoza (Koko y Lime).

El temporal de tiempo ha sido la causa de que numerosos vehículos reposen este lunes en el suelo.

Desde este domingo, una treintena de vehículos de esta compañía sueca se han unido a la flota de patinetes eléctricos de Lime y Koko en la ciudad del Ebro. El precio de desbloqueo, según figura en la aplicación de móvil necesaria para utilizar estos vehículos, es de un euro para desbloquear y 0,15 céntimos el minuto.

Con la llegada de los aparatos de VOI, que incluyen la medida de la Virgen en el manillar, Zaragoza ya suma casi 500 de estos patinetes de uso compartido. Alrededor de 100 pertenecen a Koko, según fuentes de la compañía, y Lime no da cifras pero ha desplegado más de dos centenares porque, según fuentes municipales, hay casi medio millar de este tipo de vehículos en las calles de la capital de Aragón.

Precisamente a principios de este mes, VOI se instaló en Madrid, donde la pasada semana entró en vigor una orden que regula la circulación de los patinetes eléctricos e impide que vayan a más de 30 kilómetros por hora. 

Distintos colectivos han mostrado su malestar al hecho de que las calles se hayan llenado de vehículos que entorpecen el paso de los transeúntes, especialmente de personas con problemas de movilidad con discapacitados visuales. 

Según el Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Aragón (CERMI-Aragón), el estacionamiento incorrecto de los nuevos vehículos urbanos supone un riesgo en la seguridad y accesibilidad para las personas con discapacidad. 

El exceso de velocidad en las aceras y su silenciosa movilidad pueden producir que las personas con discapacidad no se percaten de su presencia y no puedan sortearlos, por lo que pueden producirse accidentes, atentando contra la seguridad personal en sus desplazamientos.

Respecto al estacionamiento, estos vehículos pueden suponer un gran obstáculo para las personas con discapacidad, ya que un mal aparcamiento supone la inaccesibilidad de la vía.

Por ello, CERMI-Aragón insta al Ayuntamiento de Zaragoza a acelerar la aprobación de una normativa efectiva de uso y circulación de estos vehículos, que contemple la prohibición de tránsito de bicicletas y patinetes por la acera.

Además, el comité también solicita a los usuarios que coloquen los vehículos en paralelo y en la parte externa de la acera para una convivencia respetuosa con todos los ciudadanos.

Etiquetas
Comentarios