Zaragoza
Suscríbete

Carlos Sánchez Somolinos: "Si no seguimos investigando, Asia nos devorará"

Carlos Sánchez Somolinos (Zaragoza, 1974) es científico del CSIC en el ICMA (Instituto de Ciencia de Materiales de Aragón).

Sánchez Somolinos.
Sánchez Somolinos.
O. Duch

Enhorabuena, enhorabuena y otra vez enhorabuena.

Muchas enhorabuenas...

Probablemente, pocas, considerando lo mucho que están aportando los científicos al desarrollo de Aragón y de España.

Los datos son irrebatibles. De los 37 proyectos que acaba de aprobar la Unión Europea con la iniciativa H2020, siete son españoles. De ellos, dos son aragoneses.

Algún día nos despertaremos con un Premio Princesa de Asturias para Jesús Martínez o Diego Gutiérrez y nos daremos cuenta del talento que cobijamos...

Considero que Santamaría y Gutiérrez son científicos reconocidos. Abanderan proyectos europeos de vanguardia, igual que Irastorza, Manuel García o Martínez de la Fuente. Por algo han sido respaldados en las áreas de investigación que siguen.

Y usted, ¿qué tiene usted que sus ideas se toman en consideración en la Unión Europea...?

Es importante subrayar primero la apuesta clara del Instituto de Ciencia de Materiales de Aragón (ICMA). Gracias al ICMA, a la creación de la unidad de relaciones y proyectos internacionales, cuya responsable es Ana Alonso, todas estas propuestas son muy valoradas en Europa. Me gustaría citar también a Valeria Grazú, que dirige el otro proyecto aragonés seleccionado.

¿Y su proyecto?

Más que mi proyecto, diría que soy el coordinador del proyecto. Queremos llegar a fabricar dispositivos microfluídicos, pequeños chips con microcanales moldeados por los que puedan circular fluidos que sirvan para hacer análisis bioquímicos de una forma rápida, barata y portátil. Sus aplicaciones estarían en los análisis de sangre, orina, agua, diagnósticos veterinarios... Hay que destacar otros aspectos.

Destáquelos.

Se trata de un proyecto colaborativo, multidisciplinar, que aborda tanto la física como la biomedicina. Ha sido posible gracias a seis centros, tres de ellos aragoneses: ICMA, I3A y la empresa aragonesa Beonchip. Además, participa el Instituto Max Planck, la Universidad Tecnológica de Eindhoven y una fundación austriaca. En el ICMA me ayuda Jesús Martínez de la Fuente. En el I3A son fundamentales en el trabajo Luis Fernández e Iñaki Ochoa; y en Beonchip, Rosa Monge.

Ha citado Eindhoven, donde usted se formó, la cuna de la marca Philips.

Así es. Trabajaba en la universidad en la preparación de recubrimientos ópticos de altas prestaciones para la mejora de las pantallas de cristal líquido. Por algo Philips ha resistido a la invasión tecnológica asiática... El futuro está ligado íntimamente a la investigación. La hegemonía europea está unida históricamente a su pujanza tecnológica. El liderazgo de Estados Unidos en el siglo XX no se puede entender sin sus avances científicos, igual que el renacer de Japón desde la Segunda Guerra Mundial. Europa fue la madre de la cultura clásica, del Renacimiento, de la Ilustración... Pero si no seguimos investigando... Si no seguimos investigando, Asia nos devorará. El desarrollo tecnológico de Corea del Sur es espectacular. Qué decir de China...

Antes recogíamos dinero para los chinitos con las huchas del Domund...

Y ahora crean institutos fichando a Premios Nobel.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión