Zaragoza
Suscríbete

José Ignacio Valenzuela: "Una simple roca aporta más información de lo que parece"

Zaragozano, de 57 años, ha sido designado por la Unesco para el Consejo Científico del Programa Internacional de Ciencias de la Tierra en materia de cambio global.

Valenzuela, con un mapa geológico de España.
Valenzuela, con un mapa geológico de España.
Heraldo

¿Viendo un fósil se puede predecir el cambio climático?

No, pero observando una secuencia de asociación de fósiles se puede saber si ha habido un cambio climático en el pasado o no.

¿Guarda más información de lo que parece a simple vista?

Sí, bastante. Un fósil en un museo tiene relevancia, pero siempre hay que ponerlo en el contexto. Una simple roca aporta mucha información. Es un sedimento consolidado, que se tuvo que depositar en un fondo marino, en un lago o en un río.

Son la memoria de hace incluso 3.600 millones de años.

A lo largo de la evolución de la vida sobre la Tierra se han visto determinados momentos en que los fósiles, junto con las rocas en las que están, manifiestan cambios drásticos en el ambiente, y hay extinciones masivas debidas a cambios climáticos importantes.

¿Todo está escrito en la vida pasada de la Tierra?

Así es. Si hacemos una analogía con un libro, podemos decir que la vida está escrita en las rocas, pero hay páginas que todavía no tenemos o incluso partes dobladas o rotas. La Geología nos da la pauta para entender la historia de la vida y la historia de la Tierra.

¿Queda mucho por descubrir?

Sí, sí. Y por interpretar también.

Es el primer aragonés designado por la Unesco para el Consejo Científico del Programa Internacional de Ciencias de la Tierra, en el ámbito del cambio global. ¿Cuál es su cometido?

Cada año se presentan proyectos internacionales, se intenta apoyar a líderes de países emergentes y en vías de desarrollo. Los ocho o diez expertos del consejo científico los evaluamos y emitimos informes al consejo mundial, para que apruebe o deniegue la subvención. Siempre en línea con los objetivos generales de la Unesco.

El programa se creó en 1972, y ya ha prestado su apoyo a casi 400 proyectos y 150 países.

Exacto. Muchos investigadores han podido acceder a centros extranjeros y a laboratorios con los que no contaban en su territorio. Y además han podido tejer una red de contactos internacionales. No solo intercambian sus experiencias, sino que se asesoran los unos a los otros, y sobre todo a los jóvenes, porque son el futuro.

¿Qué significa este nombramiento?

Es una gran responsabilidad, un honor y un reto. Mi objetivo es dejar la bandera aragonesa alta dentro de un contexto internacional. Por otro lado, representa el reconocimiento de una larga trayectoria científica, que no hubiera sido posible sin el apoyo incondicional de la familia, amigos, maestros y compañeros.

¿Cuál es la meta del estudio de las Ciencias de la Tierra?

Uno de ellos es aumentar nuestro conocimiento sobre los procesos geológicos que afectan al medio ambiente global con la idea de mejorar las condiciones de vida de los seres humanos.

¿La visión es universal?

Sí. España es uno de los países que colabora en el programa, y hemos mantenido un nivel bastante importante de participación, a pesar de los problemas de subvención, pero la dimensión es internacional. Tenemos que salir y colaborar con todo el mundo.

Ahora, por ejemplo, están trabajando en África.

Allí se está creando una red de geólogos para concienciar de los problemas medioambientales. Las explotaciones de minas a cielo abierto han dejado residuos de mercurio y las poblaciones, desconocedoras del riesgo, se bañaban en piscinas con ese material.

¿Qué país es el más rico geológicamente hablando?

España está muy bien. Y Aragón, también. Aunque no llegamos a tener estratotipos de referencia mundial, muchas de las conclusiones se han basado en estudios realizados en nuestra Comunidad.

¿Qué tiene la Paleontología para dedicarle toda la vida?

Es difícil de responder, pero a la vez fácil:es apasionante. Nos quita esa visión antropocéntrica de los humanos, que pensamos que si desaparecemos, desaparece la vida. Y no es así. La vida ha existido mucho antes que nosotros, y seguirá cuando nos extingamos Nos da una ventana al pasado con una perspectiva temporal.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión