Zaragoza

Las obras de la carretera de Pastriz encaran su recta final

Los trabajos para ensanchar esta vía con intenso tráfico y sin arcenes comenzaron el pasado julio y fueron adjudicadas por 1,4 millones de euros.

Arreglo de la carretera de Pastriz
Arreglo de la carretera de Pastriz
P. Z.

El pasado mes de julio comenzaron por fin las obras de mejora de la carretera provincial CV-314 que une Movera con Pastriz, y que en principio iban a iniciarse a principios de este año.

La Diputación Provincial de Zaragoza sacó a concurso el arreglo de los 2,7 kilómetros que discurren entre el Centro Deportivo Municipal de Movera y la localidad de Pastriz por 1,6 millones, que fueron adjudicados por 1,4 millones euros a la unión temporal de empresas (UTE) formada por Ideconsa y Excavaciones Hermanos De Pablo.

Las obras avanzan a buen ritmo y ya son visibles varios de los tramos que harán de esta carretera un acceso más seguro para los usuarios de este trazado. Desde la Diputación Provincial Zaragoza se prevé, si no hay retrasos, que la vía esté arreglada a finales de año.

El pasado julio, el diputado delegado de Vías y Obras de la DPZ, Francisco Compés señalaba que “la carretera de Pastriz soporta un volumen de tráfico importante y además es utilizada por los autobuses urbanos de Zaragoza y por los del consorcio metropolitano de transporte. Sin embargo, en el tramo Movera-Pastriz, que es el que se va a acondicionar, carece de arcenes, los carriles son estrechos y a los dos lados de la vía hay numerosos obstáculos que suponen un peligro para los conductores en caso de accidente”.

De esta manera, se atiende un demanda histórica de los vecinos de Pastriz. Pero antes, tendrán que soportar algunas afecciones de tráfico en los próximos días, debido al corte de la carretera durante este tramo final de las obras.

Desde la DPZ, informan de que "por necesidades de los trabajos, está previsto que la CV-314 se corte al tráfico del 19 al 30 de noviembre y que en caso de finalizarse antes de las fechas previstas, se restablecerá el tráfico sin previo aviso".

Carretera de Pastriz

“Ahora estamos un poco preocupados, sobre todo por cómo va a afectar esta interrupción en lo que respecta al transporte público y al escolar. Pero ya hemos conversado con la Diputación Provincial de Zaragoza y con el Consorcio de Transportes y está todo preparado para que, provisionalmente, dispongamos de un microbús que irá directamente de Pastriz a Zaragoza por el camino de La Puebla de Alfindén. En el caso del transporte escolar, también se desviará por allí”, explica Miguel Guiu, alcalde de Pastriz.

A diferencia de la última crecida del Ebro que ademas de inundar la CV-314 afectó al camino que va hacia La Alfranca, este último también se puede usar mientras dure la remodelación. “Entonces sólo teníamos como salida el camino de La Puebla, más estrecho que el de La Alfranca. Todavía estamos terminando de planificar si el microbús y el transporte escolar circularán por la misma dirección o si el escolar se desviará por La Alfranca para que sea más seguro, aunque tiene dos kilómetros más de largo”, añade.

Guiu destaca que los pastriceros se sienten “satisfechos” al ver como toma forma la ampliación de su principal acceso y opina que “pese a que se trabaja bastante rápido, probablemente no estará terminado antes de la primavera de 2019, aunque es posible que se abra parcialmente a final de año”.

“Todas las obras de carretera son complicadas, incluso esta, que en principio no lo parecía al tratarse de un tramo llano. Pero actuar sobre las acequias que discurren junto a esta vía, el desvío y soterramiento de líneas eléctricas o el paso por la ermita de Nuestra Señora de Movera resulta más complejo de lo que parece”, relata.

La nueva carretera de Pastriz dispondrá en un primer tramo de una anchura de seis metros, además de arcenes de dos metros. En el resto de la vía la calzada tendrá siete metros de anchura con arcenes de un metro y medio.

Etiquetas
Comentarios