Zaragoza
Suscríbete

Los vecinos piden al juez la paralización de la elevación de la calzada de la calle de Don Jaime I

La asociación Reyes de Aragón interpone un recurso contencioso administrativo por no haber salido la obra a concurso.

Las obras de elevación de la calle de Don Jaime I ya afectan a las aceras.
Las obras de elevación de la calle de Don Jaime I ya afectan a las aceras.
Guillermo Mestre

Tal y como anunció, la asociación de vecinos Reyes de Aragón de la calle de Don Jaime I ha interpuesto un recurso contencioso administrativo contra las obras de elevación de la calzada de la céntrica vía de Zaragoza. La demanda, que advierte de "irregularidades manifiestas" en el expediente, solicita la paralización cautelarísima de la actuación, actualmente en ejecución en el tramo comprendido entre las calles Espoz y Mina y Coso.

Con la iniciativa judicial se eleva la tensión que afecta a esta obra, que se ha puesto en marcha sin un proyecto arquitectónico y que se está ejecutando sin un procedimiento de contratación convencional mediante un concurso público. La intervención ya suscitó otras dos demandas judiciales durante la ejecución de la primera fase, ya finalizada y que afectó al tramo situado entre el paseo de Echegaray y Caballero y la calle Mayor. En esos casos, el juez no aceptó paralizar los trabajos.

La asociación responde a la decisión del Ayuntamiento de no parar las obras para abrir un proceso de participación con los vecinos. Entre los "incumplimientos" legales de los que advierte la entidad, figura que "no exista un proyecto de obra que abarque toda la calle, dado que la actuación prevista supera los 300.0505,05 euros". Señala que se impidió a los afectados presentar las correspondientes alegaciones.

Obligación de licitar

La demanda alude a la Ley de Contratos del Sector Público, "que impone al Ayuntamiento la obligación de licitar dicho proyecto una vez aprobado". "No ha existido ni publicidad, ni concurrencia, ni transparencia de la licitación, ni adjudicación ni procedimiento alguno, ni formalización de los contratos", dice la asociación en un comunicado.

Recuerda que la empresa que está ejecutando los trabajos, "no tiene contrato en vigor" con el Ayuntamiento, dado que presta sus servicios por el sistema del reconocimiento de obligación.? "Cada uno de los citados incumplimientos suponen, por sí mismos, la nulidad de pleno derecho de toda la actuación municipal", sostiene. A su juicio, la suspensión cautelarísima "no perjudica el interés público", dado que las obras comenzaron el lunes y "no están avanzadas".

En paralelo a la acción judicial de los vecinos, la polémica de la obra de Don Jaime I estuvo presente en la comisión de Urbanismo que se celebró este miércoles. Los grupos de PP y PSOE criticaron duramente la gestión del proyecto. El concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz, advirtió de las consecuencias que podría suponer la suspensión cautelar. "Un recurso y una paralización de esa calle, en estos momentos, acabaría con un zancocho montado durante meses.Los efectos negativos para el comercio serían causa del que recurre, porque la obra está empezada", dijo.

Para Muñoz, los temores de los comerciantes y de la oposición no están justificados. Afirmó que Don Jaime I no es el lugar apropiado para "una peatonalización dura", que descartó en cualquier caso, pese a que los técnicos sugieren lo contrario. En sendos informes del pasado mes de julio, se pide que se reconsidere el paso del transporte urbano por el "riesgo potencial" que tiene el hecho de que atraviese una zona peatonal. El Ayuntamiento se ha limitado a reducir la velocidad máxima autorizada a 20 kilómetros por hora.

El concejal de Urbanismo recordó que intervenciones similares se han hecho en calles como Don Teobaldo,Trinidad, Postigo del Ebro, San Agustín o Delicias."No tiene afecciones a la movilidad", afirmó Muñoz, que insistió en que se han abierto cauces de participación con los afectados. "El modelo de plataforma única es al que hay que ir. El modelo es valioso", declaró en referencia a las necesidades de accesibilidad, especialmente de los discapacitados.

El PP avisó de que esta obra es "un obvio fraccionamiento de contrato", por lo que en su opinión sería ilegal, y calificó la obra de "chapuza". "Ya hay grietas en la calle", protestó el edil popular Pedro Navarro, que anunció la presentación de una moción en el pleno de mañana para paralizar la obra. "Tiene mala pinta", declaró Navarro.

La concejal socialista Lola Ranera lamentó que ZEC haga las obras "a la brava"y expresó su "sonrojo" por el planteamiento en Don Jaime I. "Han hecho una obra con premeditación y alevosía", se preguntó Ranera, que recordó que esta actuación no permite renovar las tuberías y alertó de posibles inundaciones con grandes tormentas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión