Despliega el menú
Zaragoza

25 autobuses tienen ya activadas cámaras de vigilancia por seguridad

La plantilla rechaza el sistema en un referéndum no vinculante. Avanza dice que solo cumple el pliego y que no se graba la cabina de los conductores.

Los buses incorporan tres cámaras, una delante, otra detrás y una más en un lateral.
Los buses incorporan tres cámaras, una delante, otra detrás y una más en un lateral.
Guillermo Mestre

25 autobuses urbanos de Zaragoza incorporan ya cámaras de videovigilancia por motivos de seguridad, a pesar de que los conductores lo han rechazado. Hace tres semanas concluyó la instalación de estos dispositivos, que se han colocado en las líneas nocturnas –las más conflictivas–, aunque también funcionan en algunas unidades que dan servicio durante el día.

Desde Avanza Zaragoza aseguran que la misión de estas cámaras es garantizar la seguridad pública, que el sistema cumple en todo momento el Reglamento General de Protección de Datos y que las imágenes no se dirigen a la cabina del conductor. Además, recuerdan que su instalación es una exigencia del pliego de condiciones que redactó el Ayuntamiento. Desde el gobierno municipal, por su parte, se limitan a señalar que este documento se redactó bajo el gobierno socialista, y muestran sus dudas sobre la eficacia de las cámaras.

Los conductores, por su parte, han rechazado en votación la colocación de cámaras. Lo hicieron el lunes en un referéndum no vinculante, en el que participaron 406 de los 1.047 empleados, es decir, el 39%. El 69% de los que votaron rechazaron la instalación de videovigilancia en el interior de los autobuses, mientras que el 28% lo apoyaron y el 3% votaron en blanco.

José Manuel Montañés, presidente del comité de empresa, apunta que está de acuerdo en que se coloquen cámaras "si es solo por motivos de seguridad", pero asegura que la dirección de la empresa rechazó firmar un documento que garantice "que las imágenes no se van a usar para sancionar a los conductores o para otras cosas".

Fuentes de Avanza, por su parte, reiteraron que las cámaras "jamás graban el puesto de trabajo del conductor", y que solo lo hace "en su alrededor". Además, añadieron que las imágenes no pueden visionarse en directo, y que solo se recurre a ellas en caso de incidente, para ponerlas a disposición de la policía o el juez. También recordaron que un grupo de conductores pidió en su día que se instalara videovigilancia en el interior de los buses.

En los ‘búhos’ y por el día

Las cámaras se han colocado en 25 de los más de 300 autobuses de Avanza. Son los que, en principio, cubren el servicio nocturno, los conocidos como ‘búhos’. No obstante, estas unidades también se hacen trayectos durante el día, aunque sin estar asignadas a ninguna línea en concreto. Ayer, por ejemplo, había varios en la línea 22, en la 23, en la Ci1... Desde la empresa concesionaria señalaron que, en principio, no hay planes para instalar más cámaras de seguridad en otros autobuses.

Etiquetas
Comentarios