Despliega el menú
Zaragoza

Comienza el juicio contra el hombre que asesinó a su exmujer en Zaragoza delante de su hijo

El homicida cogió varios cuchillos y aguardó a la joven, de 28 años, en el portal del punto de encuentro de la calle de Conde Aranda, donde cada fin de semana intercambiaban al pequeño.

Cristinel Ionel Surca (34 años) tenía una orden de alejamiento sobre su exmujer, pero la esperó con un cuchillo en el portal del punto de encuentro donde intercambiaban cada fin de semana a su hijo (de 5 años) en la calle del Conde de Aranda de Zaragoza. Cuando Alexandra Rodica (28 años) cruzó la puerta, su expareja le asestó hasta seis puñaladas delante del menor, todas ellas mortales de necesidad, según los forenses. De hecho, aunque la víctima aguantó unas horas con vida, falleció al final en el hospital víctima del brutal apuñalamiento.

Ninguna duda existe sobre la autoría del crimen y la propia defensa admite un delito de homicidio. Sin embargo, alega una eximente completa de trastorno mental transitorio o, de forma subsidiaria, de obcecación. Y con ello pretende conseguir la absolución. Pero será el Tribunal Popular que a partir de hoy y durante toda esta semana juzga al hombre quien tenga la última palabra.

El fiscal pide 26 años de cárcel

La Fiscalía no tiene ninguna duda de que los hechos ocurridos el 10 de julio de 2016 deben ser calificados como un asesinato premeditado, ya que Cristinel Ionel Surca tendió una emboscada a su exmujer y la esperó armado con varios cuchillos (el que llevaba encima y los que compró minutos antes en una tienda próxima). Por ello, pide que el hombre sea condenado a 26 años de prisión: 25 por el crimen y uno más por el quebrantamiento de la orden de alejamiento. El hermano de la fallecida acusa por los mismos delitos, pero eleva la petición de condena a 31 años.

Ni el ministerio público ni la familia de la mujer quieren que el homicida vuelva a ver su hijo, que siguió a su madre llorando desconsoladamente cuando esta intentó alcanzar la calle moribunda para pedir auxilio. Por ello, propondrán también que imponga al acusado la prohibición de acercarse a este durante 30 años. Actualmente, el pequeño convive con sus abuelos maternos, a los que se concedió su custodia.

Durante la primera jornada del juicio declarará el encausado, en prisión provisional desde que salió del hospital (intentó suicidarse y pasó varios días en la uci).

Etiquetas
Comentarios