Zaragoza
Suscríbete por 1€

“La calle don Jaime I no es de ZEC, es de todos los zaragozanos”

El Ayuntamiento de Zaragoza corta la céntrica vía zaragozana para elevar la calzada entre quejas de vecinos y comerciantes.

Los operarios han empezado este lunes a levantar el asfalto de la calle de Don Jaime I.
Los operarios han empezado este lunes a levantar el asfalto de la calle de Don Jaime I.
José Miguel Marco

Sobre las nueve de la mañana de este lunes se han colocado las vallas para cortar el tráfico y cerca de las 11.00, la piqueta ha empezado a levantar el asfalto de la calle de Don Jaime I de Zaragoza para iniciar mes y medio de obras de elevación de la calzada hasta el Coso, después de las obras de la primera fase. Y a los vecinos no les ha hecho ninguna gracia. “No es una calle de ZEC, es una calle de todos”, ha dicho Alejandro Aznar, residente de Don Jaime I y presidente de la asociación de vecinos Reyes de Aragón.

De momento, los trabajos han supuesto que no puedan acceder taxis a la calle y el desvío de siete líneas de autobús urbano (39, 35, 28. 29, N1, N2 y N7). Solo se mantiene la circulación en el cruce de la calle Mayor con Espoz y Mina. “Esto es una chapuza”, ha dicho Alejandro Aznar entre el ruido ensordecedor de la maquinaria. Los trabajos tendrán un coste de 159.501 euros y se van a financiar con cargo a una partida de eliminación de barreras arquitectónicas que introdujo el PSOE durante la negociación de la distribución del remanente de tesorería que sobró del año 2017.

Gran parte de los comercios tradicionales de la calle tiene un cartel que dice “Basta de mentiras. No queremos la elevación de la calle. ¡Paralización de las obras ya!”. Y los afectados coinciden en que detrás de este proyecto se esconde la peatonalización de Don Jaime, que a su juicio les alejará muchos de sus clientes y les obligará a cerrar las puertas para que sus locales acaben siendo ocupados por las grandes franquicias, como ocurrió con la calle de Alfonso.

Vuelven las obras a Don Jaime, pese al rechazo de vecinos y comerciantes

Natalia Lleida, de Portebel, ha dicho que el momento elegido para hacer estas obras “no es el adecuado”. “Y que peatonalicen la calle no le viene bien ni a vecinos ni a comerciantes. Nos interesa que pase el autobús. La gente no vendrá tanto al centro”, ha dicho. “No nos toca más que aguantar. Y los impuestos nos los siguen cobrando”, ha añadido.

Susana Sánchez, de la zapatería Bogar, avisa de un problema vinculado a esta obra. “Cuando hay tormentas nos entra el agua por el sótano y sale bajo el escaparate. Con las tormentas se va a inundar”, ha dicho. A su juicio, todo lo vinculado a esta obra “es un engaño”. “La calle terminará siendo peatonal. Los comercios de la calle de Alfonso acabaron siendo franquicias. Y aquí pasará lo mismo”, ha señalado.

Marta González, de la joyería Platea, ha opinado que esta obra puede impactar en los costes de los locales. “Me lo subirán seguro. Dirán que Don Jaime I es como la calle Alfonso, donde los alquileres son prohibitivos”, ha dicho. “Creo que hay otras prioridades -ha afirmado-, como arreglar las aceras. El Casco da pena”. Ha apuntado que se enteró de esta obra el jueves pasado, que se ha planteado “muy rápido”. “No han pedido opinión a los afectados. Esto me huele a que hay elecciones”, ha destacado.

Alejandro Aznar se ha mostrado convencido de que el próximo jueves los vecinos habrán alcanzado las 2.000 firmas. “Son los meses del año en que más facturación hace el pequeño comercio. Gracias a ZEC se está mandando a los clientes de Don Jaime I a las grandes superficies. Que paralicen las obras y que los comerciantes puedan hacer su campaña de invierno y de Navidad tranquilamente y sentémonos a hablar”, ha criticado. Y no ha descartado que todo acabe en un juzgado: “Llegaremos a tribunales si no se abre un periodo de debate. Si el señor concejal no para las obras, a lo mejor se las paran”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión