Zaragoza
Suscríbete por 1€

Utebo participa en un proyecto europeo para promover el envejecimiento activo

El IACS exporta una experiencia islandesa, con apoyo del centro de salud y del servicio de deportes

Un proyecto islandés para retrasar la pérdida de la función motora en personas mayores de 65 años se ha puesto en marcha ahora en Utebo, con el objetivo de potenciar la actividad física y afianzar hábitos de salud, con ejercicios guiados y controles periódicos.

El plan europeo de salud Chrodif+ trata de repetir el éxito de la experiencia islandesa en otros países. El Instituto de Salud Carlos III invitó a participar al Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS). Pilar Calvo, directora de Transferencia del Conocimiento, reconoce: "Nos pareció que Utebo era el sitio ideal para llevar a cabo este plan". Y, de hecho, ya cuentan con un grupo de voluntarios dispuestos a apostar por un envejecimiento activo y saludable.

Calvo explica que "se ha conformado un equipo de trabajo multiinstitucional y multidisciplinar". La implementación de la actividad piloto se realizará en Utebo y en ella participa el centro de salud, donde el personal sanitario captará a las personas mayores y hará funciones de educación sanitaria, y los servicios deportivos municipales, ya que los profesionales desarrollarán los ejercicios. Dos de estos técnicos, Juan Luis Felipe y Juan Carlos García, estuvieron en Islandia para conocer todos los detalles del programa y trasladar las pautas después a la localidad zaragozana. Tal y como resume Juan Luis Felipe, la idea es contar con la colaboración de 50 personas mayores de 65 años: "Haremos una medición previa de su condición física y, a través de un entrenamiento que han mandado, volveremos a controlarles y enviaremos los datos a Islandia". Con todos esos resultados se verá si el proyecto va por buen camino. El entrenamiento combinará una caminata diaria de poco esfuerzo físico, unos 25 minutos, que irá aumentando en duración hasta superar los 40. Además, se realizarán dos sesiones de trabajo de fuerza semanales. Paralelamente, se ofrecerán conferencias sobre alimentación, relajación y hábitos saludables.

"Hay que adaptar los ejercicios a nuestra realidad", añade Felipe. La misma idea traslada Pilar Calvo, quien señala que "hay que ser capaces de adaptar el programa a las circunstancias españolas, que no son las mismas que las islandesas". "Aquí -relata- tenemos buen tiempo y sol. En Islandia llevan a la gente a caminar por un recinto cubierto, aquí podemos hacerlo al aire libre". "Se trata de adaptarlo a nuestra mentalidad y cultura", destaca.

El plan de Islandia mostró eficacia a corto y medio plazo en lograr un retraso en la perdida de la función motora y conllevó progresos en el metabolismo y la estructura corporal que mejoró la calidad de vida relacionada con la salud. "Hay que ver cómo va evolucionando aquí", adelanta la directora de Transferencia del Conocimiento del IACS: "No es tan sencillo como parece. Se trata de la persistencia en el tiempo, de manera que se acostumbren a incorporar el ejercicio a su vida".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión