Despliega el menú
Zaragoza

La DPZ asumirá los gastos de traslado de los residuos de los pueblos hasta Zaragoza

El presidente Sánchez Quero explicó el plan Ecoprovincia durante el V Foro de Alcaldes.

Sánchez Quero –en el centro– conversa con un alcalde junto a varios diputados provinciales.
Sánchez Quero –en el centro– conversa con un alcalde junto a varios diputados provinciales.
Guillermo Mestre

Más de 200 alcaldes y secretarios municipales de la provincia de Zaragoza se dieron cita este viernes por la mañana en el V Foro de Alcaldes, organizado por la DPZ en la Ciudad Escolar Ramón Pignatelli de la capital aragonesa, para conocer los detalles del plan Ecoprovincia. La institución lleva trabajando un año en este servicio público de transferencia, transporte y tratamiento de residuos, que facilitará a los ayuntamientos cumplir con la directiva europea, que obliga a reciclar al menos la mitad de sus basuras para el año 2020.

Ecoprovincia incluirá la construcción de seis plantas de transferencia "en puntos estratégicos de la provincia" para recoger los residuos generados en los pueblos, que se ha presupuestado en 4,4 millones de euros y costeará la DPZ. Los trámites más avanzados son los de la instalación de La Almunia, que ya ha cedido los terrenos. De hecho, la Diputación ya ha encargado la ejecución del proyecto. La previsión, según adelantó este viernes el presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero, es que "a lo largo de 2019 todas las plantas de transferencia podrían estar construidas". Además de en La Almunia, habrá complejos de este tipo en Calatayud (donde el actual vertedero está a punto de colmatarse), Borja, Ejea de los Caballeros, Alagón y Quinto.

Sánchez Quero puso de manifiesto que se buscó esta solución "por responsabilidad institucional del equipo de gobierno" de manera que "los municipios puedan cumplir con la ley", en cuanto a la exigencia europea de reciclar sus basuras. "La buena salud económica de la que goza la Diputación nos va a permitir asumir los gastos de funcionamiento de Ecoprovincia", indicó. De esta manera, la institución provincial se hará cargo de los costes de transporte y el mantenimiento de las plantas de transferencia y de los camiones, que ascenderán a 1,6 millones al año.

Así, "los ayuntamientos solo tendrán que abonar la tasa" para el uso del Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza (Ctruz), dijo Sánchez Quero, y añadió: "Echando cuentas me atrevería a decir que el incremento que van a tener los vecinos por recibo y año es de unos 5 euros". Al coste que establece el Consistorio zaragozano habrá que restarle lo que dejará de pagar cada pueblo por llevar sus basuras a los vertederos de Calatayud y Ejea de los Caballeros (los otros dos que funcionan actualmente).

Etiquetas
Comentarios