Despliega el menú
Zaragoza

Los vecinos recogen firmas contra la instalación de un complejo de ocio en Cuarte de Huerva

El Ayuntamiento no ha aprobado aún las licencias y ha solicitado estudios de ruidos y aparcamientos

Lugar donde se ubicaría
Oposición vecinal a la instalación de un complejo de ocio en Cuarte

Los vecinos de la urbanización La Junquera II, en Cuarte de Huerva, están recogiendo firmas para expresar su rechazo a la posible instalación de un macrocomplejo de eventos, con dos discotecas y capacidad para 1.200 personas, junto a la zona residencial. La superficie en la que se podría construir está situada junto a las viviendas, al polígono industrial Valdeconsejo y al colegio Cuarte III.

La preocupación y el malestar vecinal se trasladó ya hace unos días al pleno municipal, en el que unos 50 asistentes quisieron evidenciar su rechazo ante la puesta en marcha de este negocio, porque podría "colapsar las calles y generar ruidos". El alcalde de Cuarte, Jesús Pérez, ya explicó entonces que "es un proyecto al que todavía no se ha dado ninguna licencia, y a cuyos promotores se les han exigido estudios de tráfico, ruidos y aparcamientos".

Para encauzar todas las quejas individuales y ante el malestar que se ha generado, se ha creado una comisión, integrada por los presidentes de todas las comunidades de vecinos afectadas. Por el momento, han recogido ya casi 400 firmas de personas residentes en la urbanización, y que según los integrantes de este colectivo "evidencia el rechazo social que ha creado la posible instalación de este complejo de ocio".

El manifiesto que han redactado para llevar a cabo la campaña de recogida de firmas menciona "el descanso que proporciona la zona, la tranquilidad y el entorno de relajación que se respira cuando paseas o estás con la familia en las zonas de recreo". "Una paz -aseguraron- que, sin duda se va a ver afectada con el macrocomplejo que se quiere hacer en la urbanización. No se puede construir este negocio en un entorno residencial, rodeado de parques y colegios públicos. Estos proyectos se consideran molestos porque conllevan masificación, ruido, circulación, impacto medioambiental y, lo que es más importante, atenta contra el uso residencial. El perder ese valor añadido, por el que elegimos Cuarte de Huerva para vivir, daría cabida en el futuro a otros proyectos quizá más incómodos".

Los portavoces de esta plataforma mantuvieron este lunes por la mañana una reunión con el alcalde. El responsable local reiteró que el equipo de gobierno "no está por la labor de apoyar ni facilitar un negocio de este tipo", que se ubicaría "en el monte, a 50 metros de la zona residencial y junto a un colegio". Pérez señaló que "no tiene ningún sentido dada la cercanía a las viviendas".

La comisión se reunirá el miércoles por la tarde con representantes de todos los grupos municipales para trasladarles también su preocupación e inquietud por este proyecto: "Queremos explicarles la posición de los vecinos y que no se convierta en un motivo de lucha política".

Etiquetas
Comentarios