Despliega el menú
Zaragoza

El grupo de trabajo de las fiestas estudiará cómo agilizar la Ofrenda y otros actos multitudinarios

Los técnicos de Cultura se reunirán en un mes y luego se convocará a las entidades sociales. La ampliación del horario y la limitación a 200 participantes por grupo "mejora la gestión de flujos".

La lluvia del domingo y las altas temperaturas están propiciando que las flores del manto de la Virgen se marchiten con rapidez. Aunque la intención municipal es siempre mantener la estructura en la plaza el máximo tiempo posible, ayer no descartaban tener que retirar las ofrendas y los andamiajes entre hoy y mañana.
La lluvia del domingo y las altas temperaturas están propiciando que las flores del manto de la Virgen se marchiten con rapidez. Aunque la intención municipal es siempre mantener la estructura en la plaza el máximo tiempo posible, ayer no descartaban tene
José Miguel Marco

Mientras aún resuenan los cohetes de la traca final, ya comienzan a prepararse las fiestas del Pilar de 2019. En unos días se reunirán los responsables del área de Cultura para hacer una "evaluación técnica interna" de las últimas celebraciones y, después, se convocará al grupo de trabajo de las fiestas, del que forman parte 47 entidades, entre asociaciones de vecinos, peñistas, hosteleros, patrocinadores, ampas... La intención es hacer balance, estudiar la encuesta de satisfacción y ver qué aspectos se pueden mejorar de cara al año que viene. Sobre la mesa estará el cómo agilizar los actos más multitudinarios, como la Ofrenda de Flores, que el pasado día 12 congregó a 310.000 oferentes y duró más de quince horas.

En anteriores ocasiones se han tomado decisiones como la limitación de los grupos a un máximo de 200 participantes o el adelanto horario: este año, por primera vez, la Ofrenda empezó a las 6.45. También se ha sopesado la posibilidad de ensanchar las filas, crear más accesos individuales o, incluso, cambiar la disposición de la estructura de la Virgen en la plaza: antes se hacía junto a la fachada de la basílica pero hace justo dos décadas, a propuesta del cineasta Bigas Luna, se decidió colocar en el centro de la plaza.

Acaso un manto octogonal serviría para colocar más flores, pero eso no acabaría con las filas y los retrasos que fueron de cerca de dos horas la pasada Ofrenda. Lo que parece descartado –salvo sorpresa– es que se recupere la escalera trasera que inventó Jerónimo Blasco para hacerse fotos junto a la Virgen, porque aquel andamiaje restaba muchos metros cuadrados de manto. Sí es posible que se estudie rebajar el número de actuaciones folclóricas a los pies de la Virgen (110 este año hasta las 17.00, cuando se cedió protagonismo a la jota) o que se busque alguna fórmula para empastar mejor con el resto de oferentes la procesión del Cabildo y el paseíllo de la corporación municipal.

El concejal de Cultura, Fernando Rivarés, recordó en el balance de las fiestas que la Ofrenda batió el récord de grupos participantes (fueron 711, 67 más que la edición anterior) y reconoció también que "se puede controlar el paso de los colectivos pero resulta más difícil gestionar el flujo de los accesos individuales". El buen tiempo animó a miles de oferentes a sumarse a la Ofrenda por las entradas de San Vicente de Paúl y Santa Engracia en el tramo crítico de las 12.00 y las 14.00, lo que generó algunos colapsos.

A nadie se le escapa que el próximo mes de mayo hay elecciones municipales y que eso puede trastocar la planificación y el modelo de las fiestas de 2019. Desde febrero se comienzan a trabajar en las directrices de la programación, en abril empiezan las contrataciones, pero "las grandes decisiones" se dejarán a quienes juren sus cargos a falta solo de cuatro meses para el pregón.

Etiquetas
Comentarios