Zaragoza
Suscríbete por 1€

Dos pregones para 27 peñas

La escisión de las últimas semanas se hizo evidente por primera vez con un arranque festivo repartidos en dos espacios.

Peña El Rebullo, que celebra su 40 aniversario, en el pregón de Interpeñas en la plaza de España.
Peña El Rebullo, que celebra su 40 aniversario, en el pregón de Interpeñas en la plaza de España.
C.I.

No iba a ser fácil para los peñistas de Zaragoza el comienzo de las Fiestas del Pilar 2018, que, por primera vez desde que se creara la Federación de Interpeñas hace 35 años, dividieron la tradicional bienvenida a la festividad en dos pregones. A pocos metros de distancia, unos en la plaza de España y otros en la de Santa Engracia pero, al fin y al cabo, escindidos por discrepancias en las semanas previas a los días grandes de la capital aragonesa al quedarse la Federación sin un recinto propio. A pesar de todo, el presidente de esta, Braulio Cantera, abogó por el respeto porque "estemos donde estemos, peñistas somos todos".

En la plaza de España...

Una marea azul y blanca se iba acercando por la calle de San Miguel a la plaza de España al ritmo marcado por la charanga A Vorem, litros de cerveza y calimocho en mano y con una sonrisa de oreja a oreja. Era el ajetreo de la peña El Rebullo, peñistas del año, que viven estas fiestas su 40 aniversario. Mientras, a golpe de claxon, descendían por el paseo de la Independencia varias camionetas convertidas en bares improvisados, que abastecían a la ola peñista regando sus gargantas.

Una vez allí, el público de todas las edades bailó con ‘clásicos’ peñistas como ‘Mi gran noche’, ‘Si te ha pillado la vaca’ y otros del repertorio que las charangas Patxanga, de la peña Pa’cutio, y Los Espartanos, de Los Goyescos, interpretaron para amenizar el retraso de media hora que llevó el pregón. Peñistas como Iván Per, ataviados con los petos y la blusa de rigor, compartían sus expectativas. "Esperamos vivir los Pilares al máximo, disfrutar con los amigos y la peña, beber lo que se pueda y llegar a casa cuando amanezca". Las fiestas durán nueve días, pero... ¿va a salir todos? "Iremos viendo, sobre todo el lunes, el martes y el miércoles, que no hay puente, pero el salir por las tardes y el cenar en la peña no nos lo quita nadie", aseguraba.

Por fin, el escenario se fue llenando de representantes de Interpeñas. Este año, La Uva, de Logroño fue la invitada, que también deseo buenas fiestas a todos los zaragozanos. El primero en coger el micrófono fue Braulio Cantera: "Es cierto que va a ser un año muy complicado y lo asumimos, estamos ahí para reconocer lo que ha pasado, pero lo hemos intentado por todos los medios posibles y no lo pudimos conseguir", reconoció. Después, el ímpetu y la alegría de la presidenta de la Peña el Rebullo, Sara Priego, dieron paso al peñista pregonero de 2018, Alfonso Blasco, cariñosamente llamado ‘Alfonsico’, que ya presume de un cabezudo a modo de homenaje.

Socio fundador de las peñas El Rebullo y Las Delicias, fue conciso en su discurso, aunque con visibles muestras de emoción. "Es el momento de estar más unidos que nunca, saldremos de esto mucho más fuertes", vaticinó. Alfonso pidió a su gente, los peñistas, "un consumo de alcohol moderado, respeto de género y buen comportamiento ciudadano para finalizar las fiestas sin incidentes". Y con estas premisas, dieron comienzo las fiestas en la plaza de España.

Unión Peñista de Zaragoza: "Por unas fiestas en las que no haya colores"

... y en Santa Engracia

Aunque la hora prevista para el pregón de la recién estrenada Unión Peñista eran las 5 de la tarde, ya se sabe que la fiesta no entiende de horarios. Con reclamos musicales tan variados como ‘Flying Free’ o ‘Paquito Chocolatero’ a todo volumen, entonados por sus respectivas charangas, iban llegando las 12 agrupaciones de la nueva entidad a una plaza de Santa Engracia que hicieron suya.

El verde de la indumentaria de Las Migas, el morado de La Vaquillera, o el blanco, negro y rojo de La Forca se entremezclaban formando una amalgama de colores que en más de una ocasión se vio salpicada por los vasos de calimocho que volaron por los aires.

A ritmo de ‘Agradecido’ de Rosendo, minutos antes de las 6 de la tarde, todas las miradas se dirigieron al abarrotado balcón del edificio de UGT, donde los 12 representantes de las peñas comenzaban el pregón al grito de: "¡Esa Unión Peñista, Zaragoza!". El presidente de la peña Los Marinos e impulsor de la nueva asociación, Jorge García, dejó clara su intención de comenzar las fiestas alejados de la polémica y "con la única intención de divertirnos con eventos novedosos, recuperando un espíritu que hace años que no se veía entre los peñistas".

Así, los 12 representantes dieron un mensaje de unión, ilusión y compañerismo que fue recibido entre vítores y aplausos por unos peñistas que aguardaban impacientes al momento que daría el pistoletazo de salida a sus fiestas y, cuando el cohete explotó en el cielo, se desató la locura en la plaza. No era para menos, las fiestas habían comenzado para los peñistas.

- Consulta el programa de las Fiestas del Pilar en HERALDO OCIO

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión