Zaragoza

Las aglomeraciones en el estreno del Espacio Zity obligan a revisar y mejorar la seguridad del acceso

Unas 10.000 personas trataron de entrar a la vez sobre las 3.00 del sábado en el recinto y se registraron situaciones de agobio.

Imagen del Espacio Zity de Valdespartera.
Francisco Jiménez

Responsables del Ayuntamiento de Zaragoza, la Policía Nacional y el promotor del Espacio Zity tuvieron que reunirse este sábado de manera extraordinaria para adoptar una serie de medidas adicionales que garanticen la seguridad en los accesos al recinto de Valdespartera. La situación vivida en la madrugada del sábado tras el concierto de Bustamante, el primero de las fiestas, hizo a los encargados de velar por la seguridad replantearse algunas medidas, sobre todo para los días en los que se espera más afluencia de público.

Lo que muchos zaragozanos denunciaron a través de las redes sociales y después confirmaron fuentes oficiales es que sobre las 3.00 se produjo una gran aglomeración de gente (unas 10.000 personas, según cifraron) que trataba de entrar a la vez en el Espacio Zity. Muchos de estos jóvenes habían estado haciendo botellón en el exterior y de pronto se concentraron en la entrada, que no daba abasto para absorber tanta cantidad de personas de golpe, a pesar de que dentro había sitio de sobra.

De hecho, la Policía Nacional que estaba controlando la zona tuvo que pedir refuerzos y reclamó la presencia en el lugar del resto de las unidades de intervención policial que estaban repartidas en otros puntos de la ciudad. Los agentes formaron una barrera humana, organizaron filas, hicieron grupos y trataron de separar la concentración humana para evitar así una avalancha. Durante un tiempo se vivieron momentos de tensión, agobio y empujones aunque no consta que nadie resultara lesionado de gravedad.

Al parecer, el detonante que hizo que la gente quisiera entrar de golpe fue que los tornos se desconectaron (la empresa asegura que lo hizo de manera voluntaria para agilizar el acceso) y quien iba sin entrada quiso aprovecharse de la situación y arrastró de alguna manera al resto. Al final, muchos accedieron sin entrada y otros que sí que la tenían se quedaron fuera, a pesar de que el aforo, según distintas fuentes, no se llegó a llenar.

Ante lo ocurrido, a las 7.00 del sábado se reunieron representantes del Ayuntamiento, del Cuerpo Nacional de Policía y de la empresa promotora para adoptar una serie de medidas adicionales, para una noche de comienzo de fiestas en la que se esperaba mucha más afluencia que el viernes.

Entre ellas se acordó ampliar la zona de acceso al recinto, organizar las colas de entrada en zig-zag y separarlas por bloques o barreras. Además, para garantizar que las salidas de emergencia queden libres, se decidió delimitar el perímetro con vallas de dos metros de altura que se pueden tumbar en caso de avalancha y pasar por encima de ellas. Los tornos fueron revisados para cerciorarse de que no tuvieran fallos que ralentizaran la entrada al espacio de ocio.

Igualmente, en la reunión se valoró poner un DJ en el exterior para que amenizara con música la espera para entrar al Espacio Zity y que los jóvenes estuvieran entretenidos y tranquilos si tenían que esperar otra vez más de la cuenta, pero este extremo finalmente quedó descartado. Fuentes de la empresa quisieron dejar claro que su responsabilidad se circunscribe a lo que ocurre en el interior del recinto.

Quejas por la suciedad en calles cercanas

La acumulación de tanta gente en el barrio de Valdespartera dejó el consecuente rastro de suciedad, que se tradujo no solo en restos de botellas y vasos de plástico sino de orines, heces y vomitonas en los portales de las viviendas cercanas al recinto ferial. Por esa razón, otra de las decisiones que se tomaron fue instalar más urinarios portátiles en el entorno.

Adolfo Lahoz, miembro de la asociación de vecinos Los Montes de Valdespartera, explicaba que habían recibido más de 20 quejas de los residentes, además de todas las que colgaron en las diferentes redes sociales, ilustradas con fotografías.

Lahoz resaltó que fundamentalmente se vieron afectadas viviendas de las calles de La Diligencia, 7 Samuráis o Fantasma de la Ópera. "Hemos mandado las quejas al Ayuntamiento, y los servicios de limpieza han actuado por la mañana. Esperamos que a partir de ahora haya más vigilancia policial en la zona", dijo.

Consulta el programa de las Fiestas del Pilar en HERALDO OCIO

Etiquetas
Comentarios