Despliega el menú
Zaragoza

¿Cada cuánto deberían pasar los tranvías en cada momento?

Los servicios mínimos deberían garantizar que los convoyes circulen como mucho cada 12 minutos por la mañana y cada 7 y medio por la tarde.

El tranvía, durante la huelga en la víspera del Pilar
El tranvía, durante la huelga en la víspera del Pilar
Guillermo Mestre

La huelga convocada por el Sindicato Ferroviario, como todas las del transporte público, tiene unos servicios mínimos decretados por el Ayuntamiento para que, aun con un seguimiento generalizado, el tranvía no deje de circular. Así, sobre el papel la frecuencia de los convoyes nunca debería superar los 12 minutos –ayer ya se demostró que, luego, la realidad es muy diferente–.

El decreto firmado por el gobierno de ZEC fija unos servicios mínimos del 50% para el horario matutino y del 67% para el vespertino. O, dicho de otra manera, por la mañana pasan la mitad de los tranvías que estaban previstos, mientras que por la tarde lo hacen dos de cada tres.

Con estos servicios mínimos, todos los días entre las 11.00 y las 13.00 la frecuencia tendría que ser de 12 minutos –sin huelga, hubiera sido de 6–. De 13.00 a 14.30 el periodo de paso de los convoyes tiene que ser de 11 minutos, en vez de los 5 minutos y medio de espera que estaban programados.

Por la tarde, momento de mucho movimiento para desplazarse por la ciudad a disfrutar de las fiestas, los mayores servicios mínimos se notan: entre las 18.30 y las 22.00, la frecuencia prevista para estos días es de 7 minutos y medio, cuando sin huelga hubiera sido de 5.

Esta es la programación prevista para la huelga. Otra cosa es la realidad. Según la empresa, el momento de entrada en las cocheras de las unidades provoca desajustes que tardan un rato en solventarse, y que hacen que las frecuencias se disparan muy por encima de lo previsto, como los más de 20 minutos que se llegaron a contabilizar ayer por la mañana.

... Y además, los cortes

A la extraordinaria afección que provoca la huelga, hay que sumar un elemento habitual que también trastoca al servicio en fiestas: los cortes del recorrido. Para hoy, por ejemplo, el pregón provoca que el servicio se interrumpa desde Gran Vía hasta la parada de Murallas desde las 15.30 hasta las 23.00. Entre ambos puntos, los convoyes circularán en bucle, aunque con una frecuencia menor de la prevista en el tramo de huelga. Mañana, el corte –en el mismo tramo– será entre las 18.30 y las 23.00. El lunes y el martes no habrá cortes, mientras que el miércoles se retoman hasta el final de las fiestas.

Etiquetas
Comentarios