Despliega el menú
Zaragoza

Servicios mínimos del 50% en la mañana y del 68% la tarde en la huelga del tranvía

La mediación de ayer en el SAMA no evitó los paros, que se prolongarán hasta el sábado 13 –excepto el día 12– de 11.00 a 14.30 y de 18.30 a 22.00.

El tranvía de Zaragoza
Imagen de archivo del tranvía de Zaragoza

Los conductores del tranvía de Zaragoza inician este viernes una huelga en el servicio que se prolongará durante buena parte de las Fiestas del Pilar. La negociación entre las partes en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) se rompió el jueves por la mañana cuando se levantaron de la mesa los trabajadores y ya no se volvió a retomar. Los paros se han establecido de 11.00 a 14.30 y de 18.30 a 22.00 hasta el sábado 13, salvo el día 12. El Ayuntamiento, por su parte, se limitó a observar desde la distancia y a decretar unos servicios mínimos del 50% en horario de mañanas y del 68% durante las tardes.

Esta será la segunda huelga de la historia reciente del tranvía de Zaragoza, después de que la pasada primavera los trabajadores llevaran a cabo paros parciales entre marzo y abril. Ahora, el conflicto llega en plenas Fiestas del Pilar, cuando la ciudad multiplica su población, y en un año en el que la ausencia del Parking Norte apunta a un aumento de la afluencia de zaragozanos y visitantes al recinto ferial de Valdespartera y al Espacio Zity.

Los representantes del Sindicato Ferroviario de Zaragoza han planteado este conflicto con la empresa –Tranvías Urbanos de Zaragoza– por la supuesta "modificación unilateral" del calendario laboral de 2018. Además, critican que "no se cubren las necesidades mínimas de producción anuales con la plantilla fija" o que, siempre según los representantes de los trabajadores, "no se esté computando el tiempo real que se trabaja".

Desde la compañía, por su parte, denunciaron el miércoles que los trabajadores han condicionado cualquier avance sobre la totalidad de las negociaciones a imponer los puntos relativos a la organización del trabajo. También ayer lamentaron que los representantes sindicales se levantaran de la mesa tras no alcanzar un acuerdo en las horas de descanso. "No han querido negociar ningún otro punto", manifestaron. Los trabajadores, sin embargo, criticaron que, a su juicio, la empresa no aportó ninguna solución que evitara los paros.

El encuentro finalizó pasadas las 12.00, menos de tres horas después de su inicio. En ese momento comparecía el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, que defendía la neutralidad del Ayuntamiento ante un "conflicto privado". "La prioridad es respetar el derecho a la huelga de los trabajadores, pero también asegurar la movilidad durante las fiestas", comentó el regidor antes de que el gobierno de ZEC desvelara los servicios mínimos que iba a establecer.

Las afecciones

Horas después, el Consistorio anunció que serían del 68% en horario de tarde, de 18.30 a 22.00, con unas frecuencias previstas de 7,5 minutos. Sin embargo, durante las mañanas, los servicios mínimos serán del 50%, y en este caso la distancia entre convoyes será de entre 11 y 14 minutos, en función de la franja horaria. Además, el gobierno de ZEC estableció, como en anteriores ocasiones, que todo tranvía que comience un trayecto comercial antes del inicio de la huelga "deberá finalizarlo llegando a una de las cabeceras de la línea", detallaron fuentes municipales.

En cualquier caso, la concejal de Movilidad, Teresa Artigas, instó todavía este jueves tanto a los trabajadores como a la empresa a "alcanzar un acuerdo que acabe con los paros, ya que estos afectan, de manera directa, a miles de usuarios para sus desplazamientos obligados o con motivo de las Fiestas del Pilar".

Mientras no llegue ese posible pacto, el Consistorio ha reforzado el servicio de autobús urbano para los próximos días, con especial atención a Valdespartera. Por ello, se pondrá en marcha la línea V1 con destino a este barrio del sur de la ciudad. Conectará la Puerta del Carmen con el recinto ferial y contará con 21 vehículos, frente a los nueve que tenía a su disposición en las fiestas del año pasado.

En cuanto al resto de servicios, las líneas 21, 22, 23, 29, 30, 31 (solo sábados), 32, 33, 34, 35, 38, 39, 40, 41, 51, Ci1 y Ci2 funcionarán todas las fiestas con frecuencias y horarios de día laborable. Muchas de ellas tendrán también refuerzo especial para las primeras horas de la noche y se duplicarán los autobuses búho los días 5, 6, 11, 12 y 13.

Finalmente, y pese a los paros que comienzan este viernes, el tranvía circulará 24 horas, aunque se cortará todos los días en algún momento por los actos programados, salvo los días 7 y 8.

Etiquetas
Comentarios