Despliega el menú
Zaragoza

ZEC inicia la reforma de la UAPO pese al rechazo de todos los agentes de la unidad

Elena Giner aprueba el cambio de uniforme en busca de "un nuevo modelo policial" y los afectados firman una carta en la que no descartan "movilizaciones".

Los agentes de la UAPO llevan un uniforme diferenciado del resto de policías locales.
ZEC inicia la reforma de la UAPO pese al rechazo de todos los agentes de la unidad
Heraldo

El gobierno de ZEC en el Ayuntamiento de Zaragoza ha dado luz verde a una partida presupuestaria para cambiar el uniforme de la Unidad de Apoyo Operativo (UAPO) de la Policía Local como parte de su proceso de reforma. Una medida que ha provocado que sus 111 agentes firmaran un documento en el que muestran su rechazo, e incluso dejan abierta la puerta a llevar a cabo "movilizaciones" a solo tres días del inicio de las Fiestas del Pilar, en las que su labor es fundamental.

La intención de la concejal del área, Elena Giner, es eliminar el uniforme que llevan estos policías –de color azul oscuro y especialmente diseñados para intervenciones de riesgo–, y que pasen a utilizar el que usan el resto de agentes del Cuerpo. En concreto, se busca la desaparición de la estética de antidisturbios y de esta manera, junto al cambio de nombre –en los próximos meses pasará a denominarse Unidad de Refuerzo Flexible­–, intentar satisfacer las exigencias de las bases de ZEC.

Para ello, el Ayuntamiento tendrá que invertir 28.000 euros en los próximos meses solo en prendas nuevas que, si se suman a las que tocaba renovar, elevan el gasto hasta los 145.000 euros. El cambio de vestuario se haría entre este año y el siguiente y de forma escalonada, lo que podría causar algunos desajustes mientras dure el proceso y que los agentes, por ejemplo, deban mezclar prendas de los dos uniformes.

Giner recuerda que estos cambios "venían recogidos en el preacuerdo que se firmó con los sindicatos" para la reestructuración de la Policía, y que estaba supeditado a la aprobación de un nuevo calendario laboral y de impulsar la flexibilidad de los turnos. "Una vez cumplidos estos pasos, hemos comenzado a desarrollar el resto de las propuestas, que van encaminadas a establecer un modelo policial de proximidad", aclara la edil.

Crispación de cara al Pilar

Sin embargo, el rechazo a esta medida en el seno de la UAPO ha sido unánime. El 100% de sus agentes mostraron en un comunicado su "malestar" por el cambio de nombre y de vestuario de la unidad ya que, a su juicio, "no existe ninguna circunstancia que lo justifique" y "supondría un gasto innecesario e injustificable para las arcas públicas".

Los agentes recuerdan que la unidad se creó en 2006 tras un acuerdo de la junta de portavoces en el que se definían sus funciones: "Dar respuesta concreta e inmediata a cualquier eventualidad que pudiera producirse en la ciudad", relatan. Para ello, "se estableció el vestuario que deberían portar los miembros de la unidad atendiendo a criterios de seguridad e higiene, de operatividad y de adecuación a las funciones que iban a desempeñar", alegan.

Además, desde la UAPO critican que "no se ha tenido en cuenta la opinión de sus integrantes", por lo que no descartan "llevar a cabo, siempre dentro del ordenamiento jurídico, cuantas movilizaciones sean necesarias para trasmitir su malestar y evitar que se produzcan los cambios anunciados". En este sentido, en el Ayuntamiento de Zaragoza preocupa la crispación en el seno de una unidad que es básica para el normal discurrir de las Fiestas del Pilar, y que se une al malestar por la anulación por decreto de las vacaciones para todos los policías locales por segundo año consecutivo.

El nuevo nombre y el repintado de vehículos, lo próximo

La concejal delegada de Policía Local en el Ayuntamiento, Elena Giner, apura la cuenta atrás para las elecciones municipales de mayo para poner en marcha el mayor número de medidas posible de su proyecto de reestructuración del Cuerpo. Tras aprobar un nuevo calendario laboral para parte de la plantilla e impulsar la flexibilidad de los turnos, la edil ha dado luz verde en las últimas semanas a la nueva Unidad de Mediación y al cambio del vestuario de la UAPO como parte de su disolución –al menos estética­–.

Los agentes de esta unidad todavía tardarán varios meses en recibir las nuevas prendas, que les equipararán con el resto de compañeros. Pero la orden ya está dada y ahora dependen de la agilidad de los trámites de contratación y de los periodos de entrega de los proveedores.

Previsiblemente, los siguientes pasos serán hacer efectivo el cambio de nombre –pasará a denominarse Unidad de Refuerzo Flexible–, y rotular sus vehículos –9 furgonetas y 4 coches– acorde al resto de la flota. Desde la consejería de Giner todavía no se han concretado los plazos para estas modificaciones

Etiquetas
Comentarios