Zaragoza

El Registro Civil rechaza el cambio de nombre de un menor transexual en Calatayud

La familia de Gabriel, de 15 años, ha lanzado una petición a través de la plataforma Change.org para reclamar que se haga justicia.

El joven y su madre, este miércoles, en un parque bilbilitano.
El Registro Civil deniega el cambio de nombre a un adolescente transexual de Calatayud
Macipe

Su familia, amigos, compañeros de instituto y profesores le llama Gabriel, y así aparece en su tarjeta sanitaria. Sin embargo, el Registro Civil de Calatayud ha rechazado la solicitud de cambio de nombre que realizaron los padres de este menor transexual el 12 de junio en la ciudad bilbilitana para que conste en toda documentación oficial. Lo hace, según el auto, porque Gabriel "no es un nombre neutro".

"Ni me planteaba que lo iban a rechazar, porque es tan evidente…", explica Pilar Suárez, madre del joven. "Hasta ahora no habíamos tenido ningún problema y todo habían sido facilidades", insiste, apuntando al amparo que ha supuesto la Ley de Identidad y Expresión de Género y al asesoramiento de la Asociación de Familias de Menores Transexuales Chrysallis. En este sentido, Suárez demanda que la juez firmante del documento y el Ministerio Fiscal que se opuso en su momento "puedan revisar su postura y el auto, y que nos puedan escuchar, a mi hijo y a mí, porque le está generando un sufrimiento y una tensión sin sentido".

El menor, de 15 años, cuenta con dos informes médicos que acreditan que tiene malestar y rechazo a su cuerpo y al sexo o género asignados al nacer, requisito que se pide a los mayores de edad en la actual ley reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo, cuya modificación está estancada en el Congreso de los Diputados. Entre los argumentos que acompañaron a la solicitud, se entregaron un certificado del centro escolar en el que se hacía constar que Gabriel "tiene un comportamiento masculino, asumido por la comunidad escolar".

Asimismo, Pilar Suárez detalla que el joven ha iniciado "un tratamiento hormonal con bloqueadores". Pero todo ello ha sido desoído por el Registro, que asegura que "la pretensión planteada no puede ser admitida pues el nombre solicitado remite, única e inequívocamente, al sexo masculino". La madre indica que "el auto reconoce que es trans, que Gabriel es su nombre habitual, pero que no concede el cambio porque se presta a confusión. Eso es una contradicción". Contra el auto cabe recurso ante la Dirección General de Registros y del Notariado. El 30 de septiembre, Suárez abrió una campaña de firmas -a través de Change.org- en la plataforma Change.org y a última hora de este jueves ya había conseguido alrededor de 6.000 rúbricas.

"Es un batiburrillo legal"

La presidenta de la Asociación Chrysallis, Natalia Aventín, sintetiza que "la cuestión del cambio de nombre en el Registro es un batiburrillo legal". Recuerda que la actual ley de rectificación registral del nombre "excluye a los menores", pero "hay algunos que sí consiguieron la modificación porque los responsables de esos registros consideraron que la representación se podía hacer por quienes tuvieran la tutela".

La vía más usada para el cambio de nombre es la ley del Registro Civil, pero Aventín puntualiza que "en el caso de las personas trans no es clara". Su artículo 54, uno de los argumentos a los que apela el auto en contra del cambio de nombre de Gabriel, dice que quedan prohibidos "los que perjudiquen a la persona, hagan confusa la identificación y los que induzcan a error en cuanto al sexo".

Entre tanto, la nueva Ley del Registro Civil de 2011 y la propuesta de reforma de la ley de rectificación registral, que facilitarían y aclararían el proceso según Aventín, siguen estancadas.

Etiquetas
Comentarios