Despliega el menú
Zaragoza

Una apuesta por el turismo equilibrado y sobre ruedas de 'segway' en Zaragoza

Desde el pasado mes de agosto, una nueva iniciativa turística ofrece rutas en segway por la capital aragonesa y su entorno

Turismo equilibrado y sobre ruedas en Zaragoza
Turismo equilibrado y sobre ruedas en Zaragoza
Zaragoza Segway Tours

Hace un par de años, la zaragozana Rocío Crespo decidió  emprender una nueva iniciativa empresarial centrada en ofrecer rutas turísticas por Zaragoza y su entorno a bordo de 'segways', un medio de transporte que desde el pasado mes de agosto permite recorrer de una manera diferente y sostenible varias zonas de la capital aragonesa.

Estos vehículos de dos ruedas son eléctricos, no producen ningún tipo de emisión ni necesitan carburante y funcionan con un sistema de autobalance que, gracias a la tecnología de estabilización dinámica, permite a los usuarios desplazarse de una forma sencilla e intuitiva.

Su manejo es “muy sencillo. El 'segway' cuenta con unos sensores, un giroscopio y una serie de componentes que hacen que en el momento en que el vehículo detecta un peso encima permanece estable. Solo hay que mantener el eje recto de tu cuerpo para quedar parado. Para iniciar la marcha basta con inclinarse un poco hacia adelante y para girar solo hay que tirar del mástil hacia los lados. La mayoría de los clientes se sorprende de lo fácil que es”, afirma Rocío Crespo.

Los trayectos planteados por Zaragoza Segway Tours -excepto el del Galacho de Juslibol, que parte del propio barrio rural- comienzan en el parque de Macanaz. “Hacemos rutas sobre todo por las riberas del Ebro, el meandro de Ranillas, el parque del Agua, el recinto Expo y el Galacho de Juslibol. También realizamos pequeños circuitos para niños en Macanaz; a partir de 30 kilos de peso y con un poco de destreza también pueden disfrutar de los 'segways'”, añade.

Zaragoza Segway Tours

El recorrido urbano del Ebro cuenta con 17 kilómetros y transitar por él en 'segway' permite disfrutar de la ciudad desde otra perspectiva. Crespo señala que “la mayoría de los turistas que hacen nuestras rutas conocen previamente esta forma de desplazarse porque también está presente en otras ciudades. Como no suelen permanecer muchos días en Zaragoza, de esta manera pueden tener un visión general de la ciudad y visitar varios puntos de interés de forma cómoda y rápida. En una ruta de una hora, por ejemplo, pasan por el azud, la Expo, el Pilar...”.

Entre los clientes de este servicio se cuentan turistas de varios rincones del mundo: alemanes, argentinos… así como visitantes de otras comunidades autónomas y “también zaragozanos que deciden probar esta forma de desplazarse y redescubrir su ciudad”, apostilla.

Las rutas duran entre una y dos horas, en función del recorrido escogido, y su precio oscila entre los 20 y los 40 euros. Durante el trayecto, hay tiempo para descubrir curiosidades de las zonas por las que se transita y también para detenerse y hacer fotografías. “En una hora se pueden completar una media de 8 o 9 kilómetros”, apunta.

Zaragoza Segway Tours

Crespo subraya que decidió poner en marcha esta iniciativa “porque es un actividad de ocio que en este momento no existía en Zaragoza, aunque hace unos años surgió un proyecto similar”, recuerda.

La falta de una normativa específica en lo que respecta a la circulación de este tipo de vehículos en la capital aragonesa no impide el funcionamiento de este servicio, ya que en el caso de Zaragoza Segway Tours el Consistorioaprobó una serie de rutas de carácter turístico.

“Planteé el proyecto al Ayuntamiento de Zaragoza, se tomaron mucho interés y pasó por varios departamentos hasta que finalmente salió adelante. Nos ceñimos a estos trazados y por ello no podemos entrar por la plaza del Pilar, ni por el Casco, por ejemplo”, matiza.

Pero eso no es ningún obstáculo. Las riberas del Ebro y su entorno ofrecen a los usuarios una experiencia única a bordo de estos vehículos eléctricos, ecológicos y sostenibles, que mantienen el equilibrio con el medio ambiente y con el turismo de la capital aragonesa.

Etiquetas
Comentarios