Despliega el menú
Zaragoza

El calor alarga la temporada de algunas piscinas en Zaragoza

La AEMET prevé que pare el cierzo y las temperaturas sigan rondando los 30 grados esta semana en Aragón.

Ya hemos entrado oficialmente en el otoño y aún es posible darse un baño en alguna piscina al aire libre de Zaragoza. El calor ha prolongado la temporada de baños durante una o dos semanas en varias piscinas de la ciudad. Y las previsiones de la Agencia Estatal de Meterología son que siga haciendo un tiempo más propio del verano que del otoño.

El camping municipal suele ser la instalación que más tiempo abre su piscina. Empezaron la temporada el 1 de mayo y cerrarán el próximo domingo 30 de septiembre. El acceso es libre para los acampados y de pago para el resto (3,50 niños y 5 adultos).

Los socios de Helios todavía pueden bañarse en varias piscinas exteriores esta semana. Normalmente suelen cerrar a mediados de septiembre, pero este año caluroso han decidido prolongar la temporada. Esta semana algunas de sus piscinas estarán abiertas por las tardes de 13.00 a 20.00.

En el Stadium Venecia las piscinas estuvieron abiertas hasta el pasado fin de semana, una semana más tarde de lo habitual por el calor. En el Olivar y las playas de la Expo cerraron la zona de baños el día 16. Otras instalaciones privadas y públicas cerraron el día 9.

Las piscinas municipales acabaron la temporada el día 9 con la mejor cifra de usuarios desde 2012: 937.369 usos, un 10% más que el año anterior. Casi todas las instalaciones cerraron el día 2, salvo tres de las más frecuentadas que lo hicieron el 9: Actur, Delicias y la Granja.

AEMET: Seguirá el calor

"Estamos teniendo un tiempo veraniego. El fin de semana se llegó a los 34 grados en Zaragoza, aunque este lunes las temperaturas se han suavizado un poco por la llegada del cierzo. Pero no hay un cambio significativo. El cierzo durará solo hasta el martes y luego seguiremos con temperaturas veraniegas, volviendo a rondar los 30 grados. No se prevén precipitaciones esta semana", explica Rafael Requena, el director en Aragón de la Agencia Estatal de Meteorología.

"No es extraño que haya temperaturas altas a finales de septiembre, es lo que llamamos 'el veranillo de San Miguel'. Lo atípico es que es un calor continuo durante todo el mes. No ha habido un descenso de temperaturas y las mínimas están siendo especialmente altas. Últimamente los veranos se van alargando y el otoño tarda más en entrar", señala Requena.

Etiquetas
Comentarios