Zaragoza

San José reclama el retorno de Miraflores

Este parque residencial se ‘mudó’ al Centro para cumplir con los ratios de zonas verdes, pero ahora los vecinos piden regresar a su distrito de origen y el Ayuntamiento lo estudia.

El parque de Miraflores pertenece en la actualidad al distrito Centro
El parque de Miraflores pertenece en la actualidad al distrito Centro
Heraldo

El distrito de San José tiene una curiosa forma de U que podría tener los días contados. La asociación de vecinos de este popular barrio de la capital aragonesa ha solicitado al Ayuntamiento que el parque de Miraflores –en el interior de dicha U– vuelva a incorporarse a sus fronteras y abandone, por tanto, al Centro, donde ahora se circunscribe. El motivo es "recuperar la normalidad" y "mejorar la vida" de quienes allí residen, después de que en el año 2005 este parque residencial se trasladara para cumplir con los ratios de zona verde exigidos por la Unión Europea.

"No tiene sentido que una acera de la avenida de San José no pertenezca a San José", explica la presidenta de la asociación de vecinos del barrio, Carmen Valencia. A su juicio, "no haría falta que volviera todo el parque de Miraflores, bastaría con las manzanas más próximas" donde, advierte, "viven personas de nivel económico bajo que, sin embargo, pertenecen al distrito Centro". Esto, asegura, "hace que tengan que pagar impuestos más altos".

Pero el económico no es el único motivo para formalizar la petición. "Estos vecinos podrían acceder a los servicios municipales que realmente les corresponden, como el centro de salud, el centro cívico... Ahora se tienen que desplazar a la otra punta de la ciudad", lamenta Valencia.

Antes del verano la asociación que preside se reunió en el Ayuntamiento con los responsables municipales para solicitar este cambio. Se trata de una reivindicación histórica, pero desde el gobierno de ZEC les aseguraron "que lo estudiarían".

Fuentes de la concejalía de Elena Giner explican que así es, pero que este tipo de decisiones requieren del "tiempo" y "análisis" necesarios.

Uno de los señalados

Precisamente, el Consistorio y la Universidad de Zaragoza presentaron en primavera un informe de la Cátedra del Territorio, Sociedad y Visualización Geográfica sobre los límites de los distritos de la ciudad en el que se advertía de esta y otras anomalías. En concreto, el documento enumera algunos espacios que "actúan como charnelas-límites o espacios de debate que deberían analizarse y trabajarse desde distintos organismos, grupos de participación, servicios ciudadanos y que permitirían una definición más ajustada de los límites de los distritos".

Y ahí aparece Miraflores. "En el distrito Centro encontramos que el área del parque de Miraflores, y el polígono 13, que presentan una morfología diferente al resto del distrito. Además, está separada por el Camino de las Torres, si bien socioeconómicamente presenta similitudes con el Centro", defienden los investigadores. En este sentido, desde la asociación de vecinos comparten la apreciación en el caso del complejo residencial más próximo al citado Camino de las Torres, pero no en el de las viviendas cercanas a San José.

En cualquier caso, según explicó en su momento Ángel Pueyo, director de la cátedra, con el gran crecimiento urbano de las últimas décadas, la ciudad está ahora "en un momento para reflexionar" si quiere "mantener el modelo actual o ir a otro más funcional". Esto segundo supondría ir a macrodistritos, es decir, a convertir los 15 actuales en solo cuatro o cinco, como mucho.

Por otro lado, la revisión de los límites internos de la capital aragonesa ha permitido comprobar que hay elementos que antes hacían de frontera que ahora no existen. Por ejemplo, las vías del ferrocarril en Las Delicias. La delimitación entre este barrio y La Almozara está situado en la avenida de Navarra, por lo que se da la circunstancia de que la estación Delicias, el centro cívico Delicias y el centro de salud Delicias están en realidad... en La Almozara.

La lógica habla de que el límite debería trasladarse a la avenida Ciudad de Soria, que es el elemento urbanístico que ahora hace de frontera real. Es decir, el caso de San José y Centro no es único. Ocurre lo propio en otros como Las Fuentes o Santa Isabel, donde se podrían hacer pequeños retoques. En cualquier caso, todas estas hipotéticas decisiones deberán pasar por el pleno municipal, previo debate en los territorios afectados.

Etiquetas
Comentarios