Despliega el menú
Zaragoza

Varias empresas de bicis sin estación y coches compartidos planean instalarse en Zaragoza

Una empresa de bicicletas quiere empezar en octubre. El Ayuntamiento prepara una normativa sobre movilidad compartida.

Estación de Bizi Zaragoza
Una empresa de alquiler de bicicletas sin estaciones sería un complemento al servicio Bizi.
HA

Los vehículos eléctricos y las iniciativas de transporte compartido están revolucionando la movilidad en Zaragoza y en otras grandes ciudades de España. En Zaragoza, tras la implantación de Muving (empresa de alquiler de motos eléctricas) hace un año y de Koko (de patinetes de alquiler) hace diez días, el Ayuntamiento espera la llegada próximamente de una empresa de bicis compartidas sin estaciones y de otra de coches de alquiler.

Son iniciativas privadas que cuentan con el apoyo del Ayuntamiento, pero que no necesitan ningún tipo de autorización expresa. De momento no hay una normativa que regule cómo pueden operar estas empresas y cómo gestionar la ocupación del espacio público. Zaragoza, igual que otras grandes ciudades, está asumiendo estos cambios en la movilidad y preparando una nueva normativa.

"Varias empresas se han puesto en contacto con nosotros y probablemente comience en octubre una de bicis compartidas sin estaciones. Y a medio plazo, en unos meses, podría venir otra de coches compartidos. Varias compañías han mostrado interés. Podrían ser vehículos eléctricos, híbridos y convencionales", apuntan desde el Ayuntamiento.

Madrid, Barcelona, Valencia, Palma o Granada han puesto en marcha iniciativas privadas de bicicletas compartidas en los últimos meses. El sistema no requiere de una gran infraestructura: son bicicletas que están en la calle y el usuario las puede utilizar a través de una aplicación móvil. Tras su uso, se dejan de nuevo aparcadas y quedan bloqueadas. La normativa permite aparcar bicis en aceras (mientras no molesten el paso), en aparcabicis e incluso atadas al mobilario urbano (no a árboles).

Estas empresas conviven con los distintos servicios de alquiler público de bicicletas con estaciones, como Bicing en Barcelona o Bizi en Zaragoza. "Esta propuesta no es competencia de Bizi, es algo diferente que dará más alternativas a los ciudadanos. La puesta en marcha de Bizi, a través de una concesionaria, fue una iniciativa municipal. En este caso es una empresa la que quiere instalarse y nos lo comunica", matizan fuentes municipales. Bizi ha cumplido diez años y su ampliación, muy demandada por los barrios, está paralizada.

Regular la movilidad compartida

Zaragoza se mira en el espejo de Madrid y Barcelona, donde ya operan varias empresas de movilidad compartida de coches, motos, bicis y patinetes y donde sus ayuntamientos están aprobando distintas normativas. "Nos parecen propuestas atractivas que pueden reducir el uso del coche y beneficiarán a la movilidad sostenible de la ciudad. Desde el Ayuntamiento colaboramos con las empresas que quieren instalarse y ya estamos estudiando cómo regularlo. Queremos ver cómo funciona y presentar una propuesta de normativa antes de final de año", explican fuentes de Movilidad.

Hay distintas opciones. Una sería otorgar licencias estableciendo un límite de vehículos (como los taxis); es la opción de Barcelona. Otra sería licitar estos servicios, como el Bizi; es la apuesta de Madrid. También se podría optar por una gestión pública de estos sistemas de transporte. Y hay que aclarar si se reservan espacios específicos para aparcar los vehículos o se permite que lo hagan en cualquier punto.

Etiquetas
Comentarios