Despliega el menú
Zaragoza

La Universidad de Zaragoza colaborará en la formación de profesores de Religión

La Universidad de Zaragoza anunció en mayo la desvinculación respecto a la formación de profesores de Religión.

Imagen de archivo del edificio Paraninfo.
Imagen de archivo del edificio Paraninfo.
Guillermo Mestre

La Universidad de Zaragoza y el Arzobispado remitieron este miércoles un comunicado conjunto en el que informaron de la voluntad de ambas instituciones de facilitar la obtención de la Declaración Eclesiástica de Competencia Académica –DECA–, una titulación que se requiere para poder impartir clases de Religión.

En un breve y poco explícito escrito, explicaron que dicha titulación será impartida por el Arzobispado de Zaragoza «en las mismas condiciones académicas y económicas en las que se venía haciendo» y que la Universidad «colaborará en aquellos aspectos que contribuyan a facilitar la obtención de dicho título por parte de sus estudiantes». En la nota de prensa argumentan que esta colaboración se acuerda para facilitar la inserción laboral de los estudiantes universitarios y, en especial, de los alumnos de los grados de Magisterio.

Un convenio controvertido

Hay que recordar que la Universidad de Zaragoza anunció en mayo que se desvinculaba de la formación de profesores de Religión, al tiempo que avanzó que no volvería a renovar el convenio que mantenía con el Arzobispado desde 2012 para facilitar la obtención del certificado DECA, un título en el que se matriculan 800 alumnos al año.  De acuerdo con este convenio, que expiró el 31 de agosto, se facilitaba la obtención de la DECA, un título exigido por la Conferencia Episcopal Española a todos los profesores que quieren dar clase de Religión, tanto en un centro privado con ideario católico, como concertado o público. Aunque en la práctica, es una certificación que requieren la mayoría de los colegios religiosos y concertados a sus profesores, independientemente de la materia que enseñen.

Un portavoz del Arzobispado reconoció este miércoles que el convenio no se había vuelto a renovar. No obstante, explicó que «por el interés de los alumnos y su salida profesional» se va a poder seguir cursando el DECA «en las mismas condiciones que había hasta ahora», aunque no las detalló.

Hasta ahora, las gestiones que el campus público realizaba para facilitar la obtención de este título se concretaban en que la matrícula se hacía en la Universidad, a un coste muy asumible para los estudiantes –a precio de crédito universitario– y se ayudaba en la confección de los horarios. Por su parte, la Universidad dijo que su colaboración se limitará a facilitar información sobre cómo cursar la DECA.

Etiquetas
Comentarios