Despliega el menú
Zaragoza

La oposición denuncia que la "incapacidad" de ZEC puede arruinar las fiestas del Pilar

PP, PSOE, Ciudadanos y CHA han criticado la gestión de Parking Norte por parte del Ayuntamiento de Zaragoza para el Pilar.

El alcalde, Pedro Santisteve, y el concejal de Economía, Fernando Rivarés, en un pleno.
El alcalde, Pedro Santisteve, y el concejal de Economía, Fernando Rivarés, en un pleno.
Oliver Duch

Los grupos municipales de la oposición en el Ayuntamiento de Zaragoza han lamentado hoy que la "incapacidad" de ZEC, demostrada a su juicio en la gestión del Parking Norte, que hoy por hoy está descartado, puede "arruinar" las próximas fiestas del Pilar al desaparecer uno de los espacios festivos más importantes y más grandes de esas fiestas.

Ayer, el consejero de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, descartó el Parking Norte como recinto festivo para las próximas Fiestas del Pilar después de que la empresa adjudicataria, Ferias Lanzuela, renunciara la concesión, mediante concurso público, para la gestión de este espacio durante cuatro años.

Y hoy, los grupos municipales han salido al paso de esta decisión, que todos han criticado con peticiones incluso de dimisión del propio Rivarés.

Desde el PP, su portavoz, Jorge Azcón, se ha mostrado preocupado por los problemas de seguridad y movilidad que va a generar esta circunstancia, dado que Zaragoza se queda sin el espacio festivo más importante de la ciudad, a decir de los populares, con capacidad para 45.000 personas.

A juicio del portavoz popular, las personas que diariamente acudían a este recinto durante el Pilar, en su mayoría jóvenes, "no van a desaparecer" y van a ocupar "otros espacios de la ciudad", adonde se trasladará el "botellón" que estos hacían en el entorno del Parking Norte.

En la misma línea, la concejal del PSOE Lola Ranera también teme que el "botellón" se traslade a "toda" la ciudad debido a la "incapacidad" de gestión del equipo de Gobierno que ha originado un "sumatorio de despropósitos" para las fiestas.

Dado que ahora el único gran espacio que queda es el de Valdespartera, con capacidad para 25.000 personas, Ranera ha alertado de los posibles problemas de convivencia con los vecinos que se pueden generar en este barrio.

Ciudadanos, en boca de su portavoz, Sara Fernández, ha ido más allá y ha pedido la dimisión de Rivarés, por su "fracaso" y por "arruinar" las fiestas a los peñistas y al resto de zaragozanos, como también a los visitantes, méritos "más que suficientes" para que el alcalde, Pedro Santisteve, sea recibido con "una gran pitada", que tendrá "más que merecida", cuando se asome al balcón del Ayuntamiento el próximo día 6 de octubre para lanzar el chupinazo de comienzo de las fiestas.

Desde CHA, su portavoz, Carmelo Asensio, también ha criticado la "desastrosa" gestión de ZEC, a quien ha instado a llegar a un acuerdo con Interpeñas para que cuente con un espacio propio, que tendría que derivarse, no obstante, de un convenio estable de colaboración para todo el año.

Además, ha lamentado que se haya perdido una posibilidad de ocio para menores de 18 años, que podían entrar a un espacio diferenciado sin acceso a bebidas alcohólicas, y ha coincidido en mostrar su preocupación por los problemas de tráfico o en los accesos al otro gran recinto, el de Valdespartera.

Para solucionar que cosas así vuelvan a suceder, Ciudadanos propondrá que el Parking Norte sea licitado al menos ocho meses antes de las fiestas, mientras que el PP solicitará que se abra una comisión de investigación sobre el desarrollo de la adjudicación.

Santisteve hoy ha dicho que considera "radicalmente injustas" estas críticas, porque el problema lo han generado las empresas privadas que concurrieron al concurso, una de las cuales renunció cuando ya no había tiempo para una nueva concesión.

Rivarés aseguró ayer además que es "inviable" recurrir al procedimiento negociado para otorgar la concesión a una organización sin ánimo de lucro, como podría ser Interpeñas, debido a los requisitos de seguridad que exige el Gobierno de Aragón en su decreto de espectáculos públicos, aunque hoy el consejero de Presidencia del Ejecutivo, Vicente Guillén, ha rechazado que los problemas del Parking Norte tengan que ver con las exigencias de seguridad.

Pero en definitiva, la situación ha generado que Interpeñas carezca actualmente de espacio festivo, aunque la asociación no tira la toalla y trabaja, según ha confirmado hoy el presidente, Braulio Cantera, en varias alternativas, la principal una carpa en suelo público de acceso gratuito y renunciando al lucro.

Aunque sabiendo que es difícil por lo ajustado de los plazos, van a seguir planteando posibilidades "hasta el último momento" y estas se presentarán al Ayuntamiento en cuanto esté lista toda la documentación.

Y se ha abierto en el seno de Interpeñas una crisis interna que ha derivado en el abandono de la Federación de siete de ellas (con entre 4.000 y 4.500 socios en total), que hoy han anunciado que han llegado a un acuerdo con el Espacio Zity (el de Valdespartera) para que sus socios se aseguren el acceso al recinto.

El portavoz de estas peñas, Jorge Gracia, no obstante, hoy ha asegurado que lo sucedido con el Parking Norte no ha sido el detonante de su abandono, y que este tiene su origen en un "hartazgo" por diferencias con la dirección de Interpeñas que vienen de antiguo y, por lo tanto, ha descartado completamente su vuelta y ha anunciado la creación de una nueva federación.

Finalmente, la responsable de Movilidad del Ayuntamiento, Teresa Artigas, ha anunciado que se reforzarán los autobuses previstos para el descartado Parking Norte para dar servicio a otras zonas de la ciudad, especialmente Valdespartera.

Etiquetas
Comentarios