Zaragoza
Suscríbete

Ainzón celebra la Fiesta de la Vendimia, que marca el inicio de la campaña

El consejo regulador, que organiza esta cita desde hace 29 años, confía en recolectar hasta 36 millones de kilos de uva

José Manuel Sánchez y su hija Ana fueron los encargados ayer de pisar la primera uva de 2018.
José Manuel Sánchez y su hija Ana fueron los encargados ayer de pisar la primera uva de 2018.
Agencia Almozara

El Campo de Borja ha celebrado este sábado por la mañana la extracción del primer mosto de garnacha, en un acto de exaltación de la cultura vitivinícola que ha congregado en la plaza Mayor de Ainzón a cientos de vecinos, profesionales y autoridades. En la XXIX Fiesta de la Vendimia de la Denominación de Origen Campo de Borja se ha brindado con el primer mosto de los racimos recogidos por la mañana y marca el inicio de la campaña de este año, que se espera que sea "un 40% mejor que la de 2017".

Numerosos vecinos y representantes institucionales han presenciado el acto central de la jornada en la plaza Mayor. En un ambiente festivo, amenizado por la banda municipal de Ainzón, el periodista Samuel Barraguer ha dado la bienvenida a los asistentes, destacando los grandes logros que el sector ha conseguido en estas casi tres décadas, convirtiendo al Campo de Borja en el imperio de la garnacha, antes de dirigir el acto de imposición de las bandas a las reinas de las fiestas de Ainzón y a la de la vendimia, Luna Tabuenca Ruiz. Esta joven ha pronunciado un discurso en el que la ilusión, "un ingrediente tan importante en nuestros vinos como lo es la garnacha", fue la protagonista. Además, ha animado a todos los habitantes de la DOP a convertirse en "embajadores de esta hermosa comarca y de sus tesoros. Que todos sepan que nuestros vinos, además de ser de los mejores del mundo, representan la ilusión, el trabajo, el amor por la tierra y, sobre todo, nuestro futuro".

Después se ha celebrado la tradicional misa cantada, a cargo del grupo Las Olivicas, de Fuendejalón, que ha estado oficiada por el obispo de la Diócesis de Tarazona. En ella se han bendecido las uvas que poco después serían pisadas en el escenario de la plaza Mayor. A continuación ha llegado el momento más esperado: el de la extracción del primer mosto de 2018. El honor ha recaído en esta ocasión en José Manuel Sánchez Murillo, de la peña La 5ª Parra, y en su hija Ana Sánchez Lambea, de 16 años.

"He vivido la viticultura desde chico y esta es la tercera vez que piso las uvas, pero ha sido muy emotivo", explicó al finalizar. "A mi hija le apetecía mucho hacerlo, así que le dije que la acompañaría. Estaba nerviosa pero muy contenta", resumió.

Según adelantó este agricultor, las previsiones para esta campaña "son muy positivas". En este sentido, José Ignacio Gracia, director y secretario técnico del consejo regulador, explicó que esperan recolectar entre 35 y 36 millones de kilos de uva, un 40% más que el año pasado, cuando la sequía mermó la uva y, frente a las previsiones iniciales, solamente cosecharon 24 millones de kilos. El primer semestre del año ha sido más lluvioso de la habitual. Tanto es así que, de enero a junio, se llegaron a recoger hasta 450 litros (la media en el Campo de Borja, dijo, es de unos 300 o 350 litros anuales). "La vendimia va más tardana que otros años. Esperemos que durante toda la campaña nos respete el tiempo", adelantó.

Una pareja de niños de cada una de las 18 localidades que integran la DOP Campo de Borja (16 del Campo de Borja y dos de Tarazona y el Moncayo) y las reinas de la vendimia y de las fiestas han subido a depositar las uvas que portaban, para extraer el primer mosto y brindar con él por otra campaña llena de éxitos.

Tras este primer brindis, con un fragmento de la Oda al Vino de Pablo Neruda, el periodista Samuel Barraguer ha dado paso al presidente de la DOP, Eduardo Ibáñez, que rememoró aquel día de 2005 en el que decidieron dar un impulso imparable al Campo de Borja, apostando por su variedad reina y acuñando el nombre el Imperio de la Garnacha.

Han asistido Joaquín Olona, consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad de la DGA; Martín Llanas, vicepresidente primero de la DPZ; Eusebio Hernández, obispo de la Diócesis de Tarazona;Juan Carlos Yoldi, presidente de la comarca de Campo de Borja;Eduardo Ibáñez, presidente del CRDO Campo de Borja; y Javier Corella, alcalde de Ainzón.

Corella ha destacado la importancia que el vino tiene "en el tejido económico, social e industrial de la comarca", así como la necesidad de seguir invirtiendo en tecnología, investigación y promoción. Para Martín Llanas, "el Campo de Borja ha vivido una auténtica revolución tecnológica en sus bodegas, así como una reestructuración del viñedo, que han dado fruto a un amplio reconocimiento internacional". Por su parte, el consejero Olona ha cerrado el acto manifestando el compromiso por parte del Gobierno de Aragón por apoyar a los viticultores que cultivan las viñas viejas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión