Despliega el menú
Zaragoza

El Instituto Tecnológico de Aragón abre sus puertas a las jóvenes científicas

Cinco grupos de estudiantes de entre diez y dieciocho años han visitado este martes el centro como reconocimiento a su participación en el concurso internacional Technovation Challenge.

El Instituto Tecnológico de Aragón, ubicado en la calle María de Luna de Zaragoza
El Instituto Tecnológico de Aragón, ubicado en la calle María de Luna de Zaragoza

Cinco grupos de chicas estudiantes de entre 10 y 18 años han participado esta mañana en una visita por el Instituto Tecnológico de Aragón como reconocimiento a su participación en el concurso internacional Technovation Challenge que persigue estimular la vocación científica entre las jóvenes.Acompañadas por los profesionales que trabajan a diario en las instalaciones, las alumnas han descubierto de primera mano el funcionamiento de dos de los robots del centro, que incorporan sistemas inteligentes de sensores, láseres y cámaras para trabajar en situaciones críticas como rescates de montaña, terremotos o fugas radioactivas.

La actividad tiene como objetivo acercar la tecnología a las estudiantes de Primaria y de Secundaria de la comunidad para combatir la brecha de género que existe en los estudios universitarios y despertarles la vocación por campos como las matemáticas, la ingeniería o la robótica. "Hay estudios de distintos organismos que hablan de que en edades de 8 o 9 años puede haber una primera discriminación", ha explicado a los medios la consejera de Innovación, Investigación y Universidad del Gobierno de Aragón, Pilar Alegría, encargada de iniciar el tour con las chicas por el centro tecnológico.La responsable de Innovación ha puesto en valor este tipo de iniciativas para mostrar los "referentes femeninos" de la ciencia a las más jóvenes, de forma que puedan llegar a ser "lo que ellas quieran", independientemente de si finalmente escogen una rama tecnológica o una humanística.

No es la primera experiencia con el mundo de la tecnología que han tenido estas futuras científicas que a lo largo del último año se han encargado de desarrollar aplicaciones móviles, acompañadas de sus respectivas mentoras, para presentarlas al Technovation Challenge. Fruto de ese trabajo, han surgido algunas ideas como la app 11F que permite descubrir a algunas de las mujeres que han llevado a cabo los avances científicos más importantes de la historia y que han pasado desapercibidas, como la matemática británica Ada Lovelace, responsable de la creación del primer algoritmo destinado a ser procesado por una máquina.

"He aprendido muchísimas cosas que antes no sabía y me ha resultado muy divertido", ha explicado a los medios Susana Gargallo, una de las estudiantes que está detrás del proyecto, quien ha confesado que una de las mayores dificultades ha sido la programación de la aplicación.Entre las ideas de los grupos que alcanzaron la final del concurso, se encuentra una aplicación para detectar problemas medioambientales, elaborada por el equipo Be Eco, una app que ofrece ayudas a personas con trastorno de espectro autista, que ha puesto en marcha Plan Tea, o la iniciativa Give Time, creada por el grupo Energy Fusion para que jóvenes y mayores compartan experiencias.

Más de 150 estudiantes aragonesas participaron en la pasada edición de Technovation Challenge, que abrirá su nueva convocatoria el próximo mes de octubre con la novedad de que podrán sumarse alumnas de todos los rincones de la comunidad para hacer llegar estos programas también al medio rural. 

Etiquetas
Comentarios