Despliega el menú
Zaragoza

El exfutbolista Jesús Seba se enfrenta a casi siete años de cárcel

El exjugador del Real Zaragoza y su suegro, Fidel Polo, fueron dos de los cinco encausados que el juez de guardia envió a prisión provisional el 17 de mayo de 2013.

Jesús Seba, en una imagen de archivo.
Jesús Seba: "Espero que el Real Zaragoza vuelva a ilusionarnos"

Una de las mayores sorpresas de la Operación Diluvio fue el hecho de que en la primera relación de detenidos se incluyera el nombre de Jesús Seba Hernández, conocido por formar parte de la plantilla del Real Zaragoza en la década de los años 90. De hecho, el futbolista y su suegro, Fidel Polo, fueron dos de los cinco encausados que el juez de guardia envió a prisión provisional el 17 de mayo de 2013. Solo trece días después, previo pago de sendas fianzas de 10.000 y 5.000 euros, ambos dejaron Zuera.

El encarcelamiento de Seba fue totalmente inesperado, ya que el fraude que se le imputa es mucho menos importante que el de otros encausados y en todo momento se mostró colaborador. Cabe recordar que cuando se destapó la macroestafa el futbolista formaba parte del equipo técnico del Wigan y no dudó en coger un avión en Inglaterra para presentarse voluntariamente en el juzgado y dar explicaciones.

El abogado del deportista, el también exzaragocista Isidro Villanova, ha insistido siempre en que todos los partes que presentó Seba a su aseguradora fueron reales. Pero lo cierto es que la Fiscalía considera que las pruebas dicen lo contrario y ha decidido sentarlo en el banquillo de los acusados, en el que también estarán sus suegros.

Cuatro son los siniestros que supuestamente falseó el zaragozano en connivencia con el considerado cerebro de la trama, Eduardo Pérez Caro. Los partes se tramitaron entre octubre de 2009 y junio de 2011 y supusieron a su compañía un desembolso total de 51.491 euros. En ellos, el ahora asesor del entrenador de la selección belga reclamaba por los daños sufridos por dos incendios, así como por los destrozos causados por unas fuertes precipitaciones.

Por estos supuestos fraudes, que el encausado niega, la Fiscalía solicita para él casi siete años de cárcel: 20 meses por un delito de pertenencia a agrupación criminal y otros cinco años por delitos continuados de estafa y falsedad. En el caso de ser condenados, la Operación Diluvio podría suponer también el ingreso en la cárcel de Zuera de los padres de la mujer del futbolista, ya que tanto su suegra, María Arnal Gómez, como su suegro se enfrentan a sendas penas de cuatro años y ocho meses de cárcel.

En el caso del matrimonio, se les atribuye la falsificación de cuatro siniestros por los que recibieron 42.972 euros. En uno de ellos, se reclamaba por los daños que supuestamente había causado un camión al chocar contra la fachada de su vivienda en Cosuenda. Por este parte les pagaron 14.540 euros, pero los investigadores llegaron a la conclusión de que fue manipulado de forma ilícita.

Etiquetas
Comentarios