Zaragoza

Un vecino de La Romareda, la octava persona hallada muerta sola en casa este mes de agosto

El hombre, de 57 años, arrastraba problemas cardíacos y según la Policía podría haber fallecido hace dos semanas.

Un vecino de La Romareda, la octava persona hallada muerta sola en casa este mes de agosto
GoogleMaps

Los Bomberos de Zaragoza hallaron este martes en un domicilio de La Romareda el cuerpo sin vida de un hombre de 57 años que habría muerto solo en su casa "hace, posiblemente, un par de semanas". Así lo indicó la Policía Nacional, recordando, en cualquier caso, que será la autopsia que este miércoles se practique al cadáver la que concrete la data y circunstancias del fallecimiento. Con este serían ya ocho las personas encontradas muertas en la capital aragonesa en similares circunstancias a lo largo de este mes de agosto.

Como ha sucedido en la mayorías de los casos anteriores, fueron una vez más los vecinos quienes dieron la voz de alarma al notar un extraño olor. Este era tan fuerte que la comunidad llegó a colocar carteles en el edificio –ubicado en el número 8 de la calle de Vázquez de Mella– advirtiendo que no podían sacarse las basuras hasta cierta hora de la tarde. Lo que no imaginaban es que uno de los inquilinos de la octava planta había fallecido días atrás y era el causante de ese mal olor.

Según fuentes del 091, los vecinos avisaron poco antes de las siete de la tarde. Hasta el domicilio se trasladaron también los Bomberos de Zaragoza, que se encargaron de forzar la puerta principal para poder entrar. Al hacerlo, constataron que su inquilino –identificado como Jorge L. P.– estaba muerto en la cama en avanzado estado de descomposición.

La Policía Nacional pudo contactar este martes con un familiar del fallecido, quien les habría explicado que este hombre arrastraba problemas cardíacos.

Siete hombres y una mujer

Como en el caso de este martes, el pasado 2 de agosto fueron los residentes del 152 de la avenida de Madrid de Zaragoza quienes llamaron a los Bomberos al percatarse del fuerte olor que salía de uno de los pisos. Dentro se encontró el cadáver de un hombre de 58 años.

El miércoles, 8 de agosto, entre la medianoche y las ocho de la tarde se registraron cuatro casos similares en distintos barrios de la ciudad. De madrugada, se halló un primer cuerpo, el de un hombre de 70 años, en una vivienda de la zona de Kasán, en el Actur; a mediodía, se localizaba a una mujer de 62 años que había muerto sola en su domicilio de Valdespartera; a última hora de la tarde se recibían sendos avisos de viviendas de San José y Las Fuentes. En estos, los cadáveres pertenecían a varones de 43 y 70 años. Las autopsias revelaron que los decesos de estas tres últimas personas podrían haberse producido, por lo menos, hacía una semana.

Todavía no se había conseguido identificar oficialmente –mediante la regeneración de la piel de los dedos índices, en el laboratorio de la Policía Científica– a los últimos fallecidos cuando el jueves se conocía un nuevo caso. Esta vez, el de un hombre de origen madrileño de 36 años al que encontraron postrado en la cama de la habitación que tenía alquilada en un piso compartido de la calle de La Paz. Sus compañeros se extrañaron al no verlo en varios días y avisaron a la Policía, que se presentó en el inmueble y al abrir la puerta constató su muerte.

Hasta este martes, el último caso era el de un profesor jubilado del instituto Goya de Zaragoza cuyo cuerpo fue encontrado también muerto solo en su casa de la avenida de Goya el pasado sábado por la mañana.

Etiquetas
Comentarios