Despliega el menú
Zaragoza

La DGA autoriza al Ayuntamiento de Zaragoza el crédito de 24,8 millones tras semanas de tensión

El permiso permitirá al gobierno de ZEC acometer inversiones como la operación asfalto, el plan de vivienda joven, las obras del centro cívico de Rosales o la reforma de Tenor Fleta.

Reunión de Lambán y Santisteve en marzo de 2017.
Reunión entre Javier Lambán y Pedro Santisteve, en marzo de 2017.
José Miguel Marco

Después de semanas de tensión institucional, el Ayuntamiento de Zaragoza ya tiene la autorización de la DGA para concertar tres operaciones de crédito con las que podrá acometer diversas inversiones recogidas en el presupuesto municipal, como la operación asfalto, la reforma de Tenor Fleta o el centro cívico de Rosales del Canal. En total, los prestamos suman 24,8 millones de euros.

La autorización se produce después de las duras críticas del alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, al presidente de Aragón, el socialista Javier Lambán. El regidor acusó la semana pasada a la DGA de "bloquear" las inversiones de la capital aragonesa por el supuesto retraso al tramitar este permiso, solicitado en marzo y que el consejero de Presidencia, Vicente Guillén, formalizó el 9 de agosto para su publicación en el boletín oficial.

El Gobierno de Aragón rechazó este lunes las acusaciones de ZEC. De hecho, recordó que en septiembre de 2017, seis meses antes de que ZEC pidiera permiso para la operación, se le requirió para analizar el seguimiento del Plan Económico Financiero (PEF) del Ayuntamiento. Al no atenderse esa petición, el 9 de abril se exigió otra vez la documentación.

"Faltaba información"

Después, el Ejecutivo autonómico hizo varias solicitudes de datos complementarios. "La tardanza ha venido originada por la propia complejidad de la operación y porque faltaba información fundamental del seguimiento del PEF", afirmó el director general de Administración Local, Sergio Pérez.

Fuentes de la DGA explicaron que los créditos se autorizan, entre otros motivos, porque hay presupuesto aprobado en 2018 y porque existe un informe del interventor municipal que determina que el Ayuntamiento tiene un ahorro neto positivo y un nivel de deuda inferior al 110% respecto a los ingresos corrientes. Además, se respeta el periodo medio de pago máximo establecido por la ley, así como los parámetros de estabilidad financiera.

La captación de deuda permitirá financiar unas 80 inversiones del presupuesto, como la operación asfalto (350.000 euros), el plan de vivienda joven (400.000), los vestuarios del campo de fútbol César Láinez (259.000 euros), los alojamientos con servicios comunes de Las Fuentes (705.216 euros), la renovación de la red de aguas (1,7 millones), la reforma de Tenor Fleta (810.000 euros) o la mejora del parque de Torrerramona (1,1 millones).

La rehabilitación del parque de vivienda social (1,8 millones), la adquisición de vehículos para la Policía Local (750.000 euros) o las obras de los presupuestos participativos (2,4 millones) son otras partidas que precisaban total o parcialmente de ese crédito. También se podrá atender la finalización de las obras en la nave Ternera (667.235 euros) o del proyecto de las denominadas ‘supermanzanas’ (360.000 euros).

Cinco meses en lugar de uno

El gobierno de ZEC se felicitó por la autorización, pero lamentó el retraso. "Nos hubiera gustado que nos hubiera dado el visto bueno en un mes y no en cinco como ha sido el caso. Así las obras se hubieran licitado sin premuras", dijo el alcalde accidental y concejal de Servicios Públicos, Alberto Cubero.

El PSOE municipal consideró que el permiso de la DGA "tira por tierra el manido recurso del bloqueo". "ZEC tiene la responsabilidad de ejecutar las nuevas inversiones. A partir de ahora se le acaban los argumentos para paralizar la gestión y pasar la responsabilidad a otros", afirmó el edil socialista Javier Trívez. La concejal del PP María Jesús Martínez celebró la autorización, pero recordó "la incapacidad" de gestión de ZEC de su propio presupuesto municipal.

Etiquetas
Comentarios