Despliega el menú
Zaragoza

La factoríaTudor cedió el testigo al C.C. Augusta

Una inspección del terreno reveló contaminación en los suelos que ocupaba la emblemática fábrica.

La factoría Tudor se asentaba sobre los suelos que hoy ocupa el C. C. Augusta
La factoríaTudor cedió el testigo al C.C. Augusta
Archivo Heraldo

En el extremo de la avenida de Navarra más alejado al centro de la ciudad, donde hoy se ubica el centro comercial Augusta, se instaló en 1946 la fábrica de pilas y baterías Tudor. La emblemática planta zaragozana ya había ocupado otras ubicaciones –nació en 1897–, pero fue en esta donde más años desarrolló su labor.

A finales de los ochenta y principios de los noventa se consumó su salida en favor del grupo Sicione, que construiría la gran superficie de tiendas, supermercados y restaurantes en un solar de 111.000 metros cuadrados. En cualquier caso, antes de iniciarse las obras, una inspección del Gobierno de Aragón permitió comprobar que los suelos presentaban riesgos para la salud. En concreto, 150.000 metros cúbicos de tierra contaminada con casi 500 toneladas de plomo con los que habían convivido los vecinos de la zona.

Etiquetas
Comentarios