Despliega el menú
Zaragoza

El eccehomo de Borja espera al visitante 200.000 tras un concurrido fin de semana

Artistas y público del Festival Amante han aprovechado los conciertos para acercarse hasta el Santuario de Misericordia

El grupo The Noises visitó el eccehomo tras su concierto en Borja.
El grupo The Noises visitó el eccehomo tras su concierto en Borja.
Fundación Hospital Sancti Spiritus

El Santuario de Misericordia de Borja sigue recibiendo un goteo incesante de visitas al eccehomo cuando está a punto de cumplirse el sexto aniversario de su difusión internacional. Solo durante el pasado fin de semana, alrededor de 400 personas llegaron atraídas por la fama mundial de la fallida restauración que realizó la octogenaria Cecilia Giménez, en un intento por arreglar la deteriorada imagen pintada por Elías García Martínez sobre un pilar del templo. Una cifra que se suma a las que se contabilizan desde que esta obra se convirtió en un fenómeno mediático, y que ya ha recibido a casi 200.000 personas.

Desde el pasado viernes y hasta el domingo, la localidad del Campo de Borja se convirtió en la capital de la música pop con el Festival Amante, una cita cultural que, en su segunda edición, ha atraído a numeroso público. The Noises, el grupo que rompió el hielo el viernes en la plaza del Mercado, aprovechó el día siguiente para desplazarse hasta el Santuario de Misericordia y contemplar el famoso eccehomo. Lo mismo hicieron los integrantes de otras formaciones, como ME&Dj’s u Ochoymedio Dj’s. Tampoco dejaron pasar la oportunidad de conocer esta célebre imagen otros participantes del festival, como Yurka Griemsmann y Sandra Martínez, que acercaron su exposición ‘Descarrilamientos’ en la segunda planta del museo Baltasar González.

La Fundación Benéfica Hospital Sancti Spiritus, propietaria del santuario, confía en recibir en poco más de un mes la cifra redonda del visitante número 200.000. El afortunado, según explicó el alcalde, Eduardo Arilla, recibirá como regalo un lote de vino y una estancia de fin de semana junto a su familia en la localidad.

El responsable local, que preside también la fundación benéfica, espera alcanzar esta cifra a finales de septiembre o principios de octubre, aunque "podría ser incluso antes, dependiendo de la afluencia que se registre durante este mes de agosto". Ese momento se celebrará "de una forma especial" y, a falta de concretar más detalles, Arilla adelantó que la idea es realizar un homenaje a los medios de comunicación, "que hicieron posible que el eccehomo se convirtiera en una noticia mundial".

La noticia de la fallida restauración de Cecilia Giménez apareció en las páginas de HERALDO DE ARAGÓN el 21 de agosto de 2012 y en pocas horas traspasó las fronteras y acaparó la atención de medios de todo el mundo, desde ‘Der Spiegel ’ a ‘The New York Times’, la BBC o ‘Le Monde’.

A pesar de la avalancha de visitantes que se acercaron hasta el santuario durante los primeros días no se llevó un control. A mediados de septiembre de 2012 comenzaron a registrar las entradas y a cobrar un euro en concepto de donativo para los mayores de 12 años (durante cuatro años no se contabilizó a los niños).

Eduardo Arilla recordó que durante el primer año hubo 85.000 visitas. El fenómeno, ya imparable, ha ido desde entonces en aumento. En tres años, ya se había duplicado esa cifra y, aunque no se mantiene el ritmo inicial, el interés no cesa.

En marzo de 2016, se inauguró en Borja el Centro de Interpretación del Eccehomo, un espacio dedicado al análisis de este fenómeno que en agosto de 2012 dio la vuelta al mundo y puso a esta localidad zaragozana en el mapa mundial a golpe de clic. La entrada al Santuario, donde se encuentra la imagen que desfiguró Cecilia en un intento de restaurarla, pasó entonces de costar un euro a dos. Incluye la visita a la iglesia y al centro de interpretación. Junto a la imagen del eccehomo se puede observar la obra original y el estado en el que se encontraba.

En 2017, llegaron hasta la iglesia del Santuario de Misericordia 16.500 visitantes, procedentes de distintas partes de España y del extranjero, como se refleja en un mapa que marca el lugar de procedencia.

La fundación benéfica recibe en torno a 52.000 euros anuales por las ganancias que genera el eccehomo , tanto por las entradas como por el ‘merchandising’ y los derechos de imagen. Con este dinero contrata a dos taquilleras (la iglesia abre todos los días del año), aporta fondos a la residencia y costea parte de la estancia a ancianos con escasos recursos.

Desde el 15 de septiembre de 2012, cuando comienzan a controlar las entradas a la iglesia en la que se encuentra el eccehomo, hasta la fecha ya se han alcanzado los 198.000 visitantes. Un número, según valoró el responsable local, que se acerca a la cifra redonda que quieren conseguir en las próximas semanas y que, tal y como adelantó, será "un momento relevante, que habrá que celebrar también de una manera importante".

Etiquetas
Comentarios