Despliega el menú
Zaragoza

Compartir piso en Zaragoza cuesta cerca de 260 euros, un 4% más que hace un año

Según un estudio de la inmobiliaria Idealista, los zaragozanos que suelen alquilar una habitación tienen unos 30 años.

Un portal de Zaragoza, lleno de anuncios de alquiler y venta de vivienda.
Un portal de Zaragoza, lleno de anuncios de alquiler
A. Navarro

Cerca de 97.000 aragoneses viven en un piso de alquiler. Muchos de ellos son familias, parejas o simplemente jóvenes que deciden emanciparse en solitario; pero también hay un volumen importante de residentes que comparten piso con desconocidos. En estos casos pueden acabar viviendo con solo otra persona o con más de una decena, dependiendo de las habitaciones y metros cuadrados de los que disponga la vivienda. Este auge de interesados por el arrendamiento de viviendas o habitaciones ha provocado un incremento importante de su coste y una reducción de la oferta existente.

En unas recientes declaraciones, el Ayuntamiento de Zaragoza confirmó que el importe del alquiler a orillas del Ebro se había incrementado en más de un 15% desde 2014. Una tendencia que también se percibe en el alquiler de dormitorios. Según un reciente estudio publicado por la inmobiliaria Idealista, encontrar una vivienda compartida en Zaragoza es un 4% más caro que hace un año. Este significativo incremento se encuentra por debajo de la media española: el coste de una habitación en la península se ha encarecido un 7%, hasta situarse en los 331 euros. Por el contrario, la oferta de dormitorios se ha reducido un 3,3% en el mismo periodo.

La ciudad de Toledo es la que más ha aumentado el precio por una sola habitación, llegando a superar el 14% en 12 meses. Posteriormente se sitúan Málaga (11,2%), Murcia (10,7%) y Valencia (9%). En el lado opuesto están Logroño (-1,3%) y Lérida (-0,6%), las dos únicas capitales de provincia en las que ha bajado el precio una vivienda compartida.

Es necesario destacar que este estudio no incluye datos de determinadas capitales como es el caso de Huesca, Teruel o Castellón. Esto se debe a la baja densidad de viviendas para compartir que hay disponibles en estas localidades. Por ejemplo, en toda la provincia de Huesca apenas hay 35 habitaciones libres, cuyo coste ronda entre los 130 y los 300 euros mensuales. En la de Teruel esta oferta es todavía más reducida: 7 habitaciones con un precio entre 150 y 350 euros.

La provincia de Zaragoza es la que ofrece una mayor cantidad de viviendas para compartir (cerca de 400) y por ello está incluida en el estudio que se ha publicado esta semana. En este caso, el precio medio por habitación es de 257 euros. Una cantidad elevada, pero que está lejos de las más caras del país. En Barcelona se piden 429 euros mensuales por un solo habitáculo. Le siguen las ciudades de Madrid (403), Palma (402) y San Sebastián (390). En cambio, Zamora es la localidad más económica, con un coste de 150 euros al mes.

El perfil de los inquilinos

La mayoría de personas que comparten piso en España han cumplido la treintena (en concreto, la edad media ha crecido hasta los 31 en el último año), buscan una vivienda en el centro de las grandes ciudades, no fuman (aunque son tolerantes con los que sí lo hacen) y ni tienen ni admiten mascotas.

Una de las razones que marcan en mayor medida la edad media de los residentes es la tradición estudiantil de la zona. Ejemplo de ello es que en Salamanca (capital universitaria por excelencia) las personas que suelen compartir piso tienen unos 27 años. Otros casos de residentes con edades reducidas se dan en Ciudad Real (25), Jaén (26), Granada (26) y Córdoba (26).

En el extremo contrario están localidades como Alicante, Palma, San Sebastián o las Palmas de Gran Canaria, donde se superan los 33 años de media. Por su parte, Zaragoza se sitúa casi en la media: la mayoría de los que alquilan una habitación tienen 30 años.

Este informe también pone en relieve que en el 71% de los pisos compartidos conviven ambos sexos, mientras que en el 25% solo viven mujeres y en el 4% solo hombres. La oferta más amplia se da en Madrid y Barcelona, donde se sitúan más de la mitad de todos los pisos compartidos de España. A ellas les siguen Valencia, con el 7,6% de los anuncios; Sevilla (5,8%) y Granada (3,7%).

Nuevas ayudas para el alquiler en Aragón

Con el objetivo de colaborar con los jóvenes que deciden emanciparse, el Gobierno de Aragón ha aprobado, por primera vez, unas ayudas al alquiler dirigidas a menores de 35 años. El porcentaje de la cuantía puede ser de hasta un 50% del coste del arrendamiento y llegar hasta los 3.600 euros anuales. Para ello, la renta máxima no puede superar los 600 euros mensuales (incluido el garaje y el trastero, pero excluidos los gastos de la comunidad).

Para optar a la ayuda, el conjunto de ingresos de todos los mayores de 16 que formen parte de la unidad de convivencia (independientemente de que exista una relación o no entre ellos) deben de ser superiores a 9.023,516 euros (1,2 veces el IPREM) o iguales o inferiores a 22.558,77 (3 veces el IPREM). No obstante, existen ciertas excepciones. El plazo para solicitarla expira el próximo 6 de septiembre. 

Etiquetas
Comentarios