Despliega el menú
Zaragoza

La oposición exige a Rivarés que aclare si intentó tapar un delito

El PP y el PSOE exigen una auditoría sobre el funcionamiento del Área de Cultura y Ciudadanos reclama al alcalde que aparte al concejal de ZEC.

El concejal de ZEC Fernando Rivarés, en una comparecencia ante los medios.
El concejal de ZEC Fernando Rivarés, en una comparecencia ante los medios.
Raquel Labodía

Todos los grupos de la oposición han cargado este jueves contra el concejal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, por la gestión del traslado de parte del material del parque infantil Río y Juego de las fiestas del Pilar a Pamplona y le han exigido que aclare si trató de tapar un delito. Entre las iniciativas planteadas por los partidos figuran una auditoría de la gestión de la gestión del Área de Cultura tras conocerse la polémica.

Tras conocer a través de HERALDO un correo electrónico de Rivarés en que sostiene que es “delito” trasladar el parque infantil a Pamplona sin un documento de cesión y en el que pide que se arregle este asunto “con fecha acorde”, PP, PSOE, Ciudadanos y CHA han cargado duro. La edil del PP María Navarro ha considerado que “el consejero conoció la comisión de un delito, lo ocultó y dio orden de que lo arreglasen para salvar su responsabilidad”. “Es un presunto delincuente confeso”, ha opinado María Navarro, que se ha preguntado: "¿Cómo quería que lo arreglasen? ¿Falsificando algún documento? ¿Prevaricando?".

La edil ha solicitado una junta de portavoces extraordinaria para que se den explicaciones, así como una auditoría de la sociedad Zaragoza Cultural, del patronato de Turismo y de organismo autónomo de Artes Escénicas y de la Imagen. “Que expliquen por qué el partido que lleva vendiendo tres años ser el azote de la corrupción, intenta ocultar algunos delitos que se parecen bastante a la corrupción”, ha afirmado.

La socialista Lola Ranera dijo que la situación de la gestión en materia cultural es “insostenible”. Ante lo que escribió Rivarés en el correo, dirigido a la exgerente de Zaragoza Cultural, Elena Laseca, ha afirmado que el concejal de ZEC debería “reflexionar si después de esto puede seguir en su cargo y si el alcalde debería seguir apoyándole”. “Que reflexione y valore si un consejero puede enviar correos con estas aseveraciones”, ha dicho cuando se le ha preguntado si Rivarés debería dimitir.

Ranera ha insistido en la necesidad de una auditoría, de la que debería encargarse la oficina de Control Financiero y la Intervención general, y que analice la situación del personal, de los contratos y de la gestión de los ingresos. “Este correo le debería dar vergüenza. Dice ‘arregladlo con fecha acorde’. Lo dice todo él”, ha afirmado.

La portavoz de Ciudadanos, Sara Fernández, ha considerado que el alcalde debería apartar de su cargo a Rivarés para que se aclare si el concejal hablaba “de arreglar un delito”. “Rivarés no puede seguir”, ha afirmado. A su juicio, el caso de los correos ha sido “la gota más que ha colmado el vaso de esta área. La única salida digna de Rivarés sería la dimisión”, ha afirmado.

Para Leticia Crespo, de CHA, ha apuntado que el correo trasluce que “se pide supuestamente tapar lo que es un delito con otro delito”. “Rivarés debe explicar lo que quiere decir”, ha dicho. Crespo, que ha respaldado tanto la elaboración de una auditoría como la convocatoria de la junta de portavoces, ha recordado que la persona que pretendía controlar la legalidad de la sociedad, en referencia a Laseca, “está fuera” (Rivarés la destituyó el pasado mes de febrero).

Etiquetas
Comentarios