Zaragoza

La fortaleza de Valdespartera, en Zaragoza

Su fecha de construcción es incierta, pero es un castillo y ermita que podría datarse del siglo XIII.

La fortaleza de Valdespartera, en Zaragoza

La línea 1 del tranvía une a los vecinos de Valdespartera con el centro de la capital aragonesa desde hace unos años y un castillo de origen militar lo hace con su historia más lejana. Se trata de la fortificación que se puede ver desde un largo tramo del Cuarto Cinturón (Z-40) y que está muy cerca de este barrio nuevo. De hecho, al otro lado de la carretera y a sus pies se emplaza la explanada del Espacio Z.

Hace seis décadas, la ladera y zonas próximas a este castillo se convirtieron en el plató de rodaje de 'Salomón y la reina de Saba', bajo la dirección de King Vidor y protagonizada por Gina Lollobrígida, entre otros.

A pesar de presenciar batallas entre las tropas del Rey Salomón y las del Faraón, esta fortaleza es posterior a dichos monarcas. Según Patrimonio Cultural de Aragón, su fecha de construcción es “incierta, tal vez, del siglo XIII”. Es un edificio en ruinas, según se ha considerado en varias fichas técnicas, y los vestigios que quedan son escasos. En el cerro se adivinan unos muros erosionados de tapial y piedra. Gozan de un mal estado, en especial la zona del noreste.

Este muro encierra el espacio rectangular del conjunto, reforzado por un ritmo de contrafuertes que rodean todo el exterior. En esas paredes se abren los vanos, tanto puertas como ventanas. En el inventario de fortalezas aragonesas se puede leer que en uno de sus muros todavía se conserva una saetera defensiva.

Este estado no es el mismo que disfrutaba en el siglo XVII. Corría el año 1609 cuando este fortín se reaprovechó como ermita, en honor a Santa Bárbara. Por esta razón, tuvo que realizarse una serie de modificaciones en su configuración.

Las dos torres de las que quedan restos fueron reutilizadas. Una de ellas, la de planta cuadrada, hizo las veces de casa de la cofradía, mientras que otra más alta era parte de la sacristía, tal y como se recoge en la relación de ‘Castillos de Aragón’. En el mismo documento también se indica que se ubicaba “en el antiguo campo de tiro militar de Valdespartera”. Además, se describe como uno de los puntales del perímetro defensivo de esa Zaragoza, completado por las fortalezas de otros barrios, como el de Juslibol o Alfocea, además del de Sobradiel, municipio cercano a la capital aragonesa.

El castillo de Santa Bárbara, como se le conoce, fue un edificio defensivo, sin embargo, ahora está protegido. Fue catalogado como Conjunto de Interés Cultural y tiene clase de Bien de Interés Cultural (BIC). Existe una ruta para descubrir este fortín, que seduce con una amplia panorámica de toda la ciudad y resiste en pie pese a su mala salud.

Etiquetas
Comentarios