Despliega el menú
Zaragoza

Los vecinos de Parque Venecia denuncian retrasos de tres semanas en la entrega de cartas

Los residentes de Arcosur también han presentado quejas en Correos por no dejar la correspondencia en cada buzón.

Los residentes de una comunidad de Arcosur se encontraron con la correspondencia fuera de los buzones.
Los residentes de una comunidad de Arcosur se encontraron con la correspondencia fuera de los buzones.
Asociación Vecinal de Arcosur

Los vecinos de Parque Veneciadenuncian que durante este mes de julio la correspondencia no ha llegado a tiempo a sus buzones. De esta forma, se ha llegado a una demora de hasta tres semanas, lo que ha hecho que se pierdan citas importantes. Asimismo, también se han presentado quejas diversas a Correos en otros barrios como Arcosur, donde no han repartido el correo de forma personal. 

Tres semanas es el tiempo que ha tenido que esperar Jesús Jiménez, vecino de Parque Venecia, hasta recibir una carta. Este documento había salido de Valencia el día 2 de julio y aunque los papeles están sellados como recibidos los días 10 y 17 no ha sido hasta el miércoles de esta semana, el día 25, cuando ha llegado la notificación a sus manos. Ahora presentará una queja oficial ante las oficinas de Correos.

Esta demora, sin embargo, no le resulta extraña ya que según explica desde que se construyó el barrio "ya ha habido problemas con la correspondencia", hecho que se acentúa en verano. "Serán las vacaciones o la rotabilidad", valora Jiménez, aunque tiene claro que esto no justifica los retrasos.

Algunos residentes de esta zona esperan citaciones médicas o envíos urgentes que llegan dos semanas tarde. Sin ir más lejos, un vecino recibió ayer una cita del paro en la que se le convocaba esa misma mañana y a la que no pudo acudir por haberlo recibido tarde. "Normalmente recibimos el correo una dos veces a la semana", relata el vecino. A pesar de sus quejas al servicio de atención al cliente, desde la empresa le dijeron que era normal. Según Jiménez, su zona depende de la oficina de García Lorca, que tiene un gran volumen de vecinos a los que atender.

En el caso de Alejandro Ruiz, residente de este mismo barrio, se le acumulan las desdichas. Este pasado miércoles recibió una carta que le informaba de una reunión a la que debía asistir el día 12 de este mes, sin embargo no acudió por no enterarse. "El remitente dice que la había mandado con una semana de antelación y a mí me ha llegado 18 días después", especifica. Lo mismo le pasó a su novia con un documento de su empresa que no recibió a tiempo.

En estos momentos, esta pareja de Parque Venecia se encuentra a la espera de una notificación del Gobierno de Aragón, ya que se acaban de inscribir como pareja de hecho. "Necesitamos el papel para poder pedir el permiso de 15 días y presentar el documento a las empresas donde trabajamos", relata Ruiz. A pesar de que estaban advertidos de que este trámite tarda unos 30 días, ya se ha cumplido el plazo. "Podemos estar 10 días sin recibir cartas y un día abrimos el buzón y tenemos cinco", señala. "Yo ya tengo calculado que, como mínimo, tarda 15 días", añade. Otro problema aparece a la hora de ir a la oficina de Correos, en su caso les corresponde la que está en la plaza de las Canteras, a seis kilómetros de su casa. "Debido a mi discapacidad tengo que depender de alguien que me lleve y con este calor tampoco es bueno para mi salud salir de casa, he ido dos veces y no han encontrado mis paquetes", lamenta.

Ante las numerosas reclamaciones hechas, Ruiz comenta que le han afirmado que están saturados pero "no reconocen que haya retrasos". "Esta situación me parece fatal. El correo es una cosa básica y con el nivel de vida que llevamos ahora, que compramos mucho en internet, es necesario", concluye.

No obstante, el barrio de Parque Venecia no es el único al que le sucede esto. En Arcosur, la queja no es tanto por los retrasos sino por las formas. Según explica, Raúl Chueca, presidente de la asociación de vecinos Arqueros de Arcosur, en alguna comunidad de esta zona las cartas no se meten a los buzones, dejando al alcance de cualquiera facturas, cartas de ITV y de la MAZ, entre otras.

"Deficiencias puntuales"

Desde Correos afirman que las secciones de reparto trabajan "con normalidad y están cubiertas". Aunque consideran que pueden darse "deficiencias puntuales" y piden disculpas a los vecinos. "La llegada de las vacaciones coincide con la incorporación de personal eventual que se acerca por primera vez al reparto y, en ocasiones, esta inexperiencia puede dificultar que mantengamos los niveles de calidad habitual", comentan.

Según han explicado fuentes de la empresa, el elevado volumen de envíos que circulan cada día por la red puede llevar a que no se alcance el 100% de efectividad en las entregas pero "no es lo normal".

Etiquetas
Comentarios