Despliega el menú
Zaragoza

Catorce colegios arreglarán patios y baños con los presupuestos participativos

Los centros escolares consiguen gran parte de los votos en el proceso. Algunos cuestionan que esta sea la mejor vía para pagar los arreglos.

Colegio Guillermo Fatás, uno de los que tendrán varias obras de mejora gracias a los presupuestos participativos.
Colegio Guillermo Fatás, uno de los que tendrán varias obras de mejora gracias a los presupuestos participativos.
Heraldo

Los presupuestos participativos volverán a servir para pagar obras de mantenimiento y mejora de los colegios de Zaragoza. La semana pasada terminó la fase de votación de los presupuestos participativos y prácticamente en todos los distritos han resultado elegidos proyectos en centros escolares. En total, 14 colegios arreglarán patios, baños y ventanas por esta vía de los presupuestos participativos.

Cerca de 5.500 personas han participado en estas votaciones (un 10% menos que el año pasado) para elegir en qué se invierten 6,3 millones de euros. Servirán para ejecutar 117 obras muy variadas: además de actuaciones en colegios, se harán rebajes de aceras, carriles bici, parques infantiles, gimnasios al aire libre, columpios adaptados, asfaltado y mejoras de zonas verdes, entre otras. Una novedad de este año es que la ejecución será bienal, por lo que la mayoría de los proyectos en los colegios se licitarán en el segundo semestre de 2018 y las obras se llevarán a cabo el próximo verano.

Los colegios que se beneficiarán de los presupuestos participativos son Tenerías, César Augusto, Jerónimo Blancas, Joaquín Costa, Miraflores, San José de Calasanz, Gascón y Marín, Puerta Sancho, Julián Nieto Tapia, Hilarión Gimeno, María Moliner, Ciudad de Zaragoza, Guillermo Fatás y Torre Ramona. Las asociaciones de padres y madres de algunos colegios se han movilizado especialmente y han conseguido la aprobación de varios proyectos en un mismo centro, como el Guillermo Fatás de Santa Isabel, Hilarión Gimeno y Jerónimo Blancas. En la mayoría de los casos se acometerán reparaciones básicas como asfaltado de los patios, arreglos en los aseos y cambios de ventanas.

Las partidas presupuestarias adjudicadas a cada proyecto son en varios casos claramente insuficientes para todo lo que se propone. Por ejemplo, el asfaltado del patio de Primaria del Guillermo Fatás se ha presupuestado en 165.000 euros. Y por una cantidad similar (170.000) la propuesta del Ciudad de Zaragoza incluye: asfaltar todo el patio, colocar una valla para delimitar espacios, pintar campos deportivos y de juegos tradicionales, hacer un arenero nuevo, poner papeleras, arreglar el parque infantil, añadir toboganes y otros elementos, pintar una pared, habilitar un huerto, colocar canastas y porterías, y arreglar fuentes.

Otras propuestas son más modestas, como instalar un sistema de megafonía en el Tenerías (10.000 euros), nuevos bancos y juegos en el patio del Puerta Sancho (12.000) o el cambio de ventanas en el Julián Nieto Tapia (19.000).

¿Cómo deben financiarse las obras en los colegios?

En la primera edición de los presupuestos participativos en 2017 también resultaron elegidas varias propuestas de mejoras en colegios. Algunas entidades vecinales y sociales cuestionan que esta vía sea la adecuada para financiar las obras de mantenimiento o mejora de los centros escolares. "Los presupuestos participativos han servido para evidenciar las carencias que hay en muchos centros públicos. Entre las propuestas hay muchos arreglos básicos como ventanas o baños que no se han renovado en 30 años, que deberían acometerse urgentemente y no esperar a los presupuestos participativos. El Ayuntamiento y la DGA deberían estudiar y poner en marcha un plan de actuaciones en colegios", señaló Flor Miguel, presidenta de la asociación de padres y madres de la escuela pública (FAPAR), en el inicio de este proceso.

Tanto el Ayuntamiento de Zaragoza como la DGA tienen partidas específicas para mantenimiento de colegios aunque se quedan cortas para todas las necesidades. Los ayuntamientos se encargan de obras menores de manntenimiento, y la DGA de mejoras de infraestructuras de mayor envergadura (como carpintería, patios, tejados, comedores o cocinas).

Etiquetas
Comentarios