Despliega el menú
Zaragoza

Los vecinos entregan 2.170 firmas contra el traslado del rastro a la Estación del Norte

PSOE y CHA reclaman al gobierno de ZEC la creación de una mesa de trabajo para abordar el futuro del mercadillo.

Representantes del barrio de Jesús y Arrabal depositaron las rúbricas en el registro municipal.
Representantes del barrio de Jesús y Arrabal depositaron las rúbricas en el registro municipal.
Toni Galán

Representantes de las asociaciones de vecinos de los barrios de Jesús y Arrabal entregaron este viernes en el registro municipal más de 2.000 firmas en contra del posible traslado del rastro de los miércoles a la explanada de la Estación del Norte. La intención del gobierno de ubicar allí a la mitad de los vendedores del mercadillo ambulante –la otra mitad iría al entorno de la Romareda– sigue acumulando muestras de rechazo. Los grupos municipales de PSOE y CHA reclamaron este viernes de manera conjunta a ZEC la creación de una mesa de trabajo para buscar una solución de "consenso".

El presidente de la asociación de vecinos del Barrio de Jesús, Raúl Gascón rechazó el traslado ya que, a su juicio, "hipotecaría todavía más el futuro" de este emplazamiento. En este sentido, Rafael Tejedor, su homólogo en el Arrabal, instó al Ayuntamiento de Zaragoza a que "empiece a trabajar" para ejecutar la partida presupuestaria de 100.000 euros para el plan director de la Estación del Norte.

Tejedor insistió en que el Consistorio debe revitalizar la explanada con un proyecto que "redimensione al barrio, que le dé un aspecto más agradable, con un tratamiento vegetal". Para ello, los vecinos confían en la presión de las firmas entregadas –1.086 reunidas de forma presencial en dos semanas y 1.084 a través de internet en cinco días– y del apoyo de los grupos de la oposición.

Precisamente este viernes, las concejalas Leticia Crespo (CHA) y Lola Ranera (PSOE) pidieron a ZEC "información" y "consenso" para encontrar una salida que "dignifique" la venta ambulante en la capital aragonesa sin enfrentar a los ciudadanos.

Crespo anunció que ambas formaciones han remitido una carta al alcalde, Pedro Santisteve, en la que le instan a "proponer una solución a la mayor brevedad y buscando el mayor consenso posible". La petición, además, tiene fecha de caducidad. "Si no convoca la mesa antes del próximo viernes, lo haremos nosotros y le trasladaremos las conclusiones del debate al gobierno", detalló Crespo.

Por su parte, Ranera acusó al gobierno de Santisteve de "mentir" al resto de grupos y advirtió de que las "ocurrencias" de ZEC están generando "mal clima" en la venta ambulante de la capital aragonesa. "Por responsabilidad y por hacer ciudad hay que dignificar la venta ambulante. Como no queremos alentar la xenofobia, queremos debatir cuál es la mejor situación para este colectivo", concluyó.

Etiquetas
Comentarios