Zaragoza

Urriés revive acontecimientos de las décadas de los 60 y 70

La localidad celebra este fin de semana unas jornadas culturales e inaugura un centro de interpretación de las pinturas románicas de la zona

Cartel de las jornadas culturales.
HA

La localidad cincovillesa de Urriés celebra este fin de semana sus terceras jornadas culturales que, bajo el título de la conocida película de Paco Martínez Soria, ‘La ciudad no es para mí’, abordará asuntos como la despoblación, el abandono de Ruesta, el cierre de la escuela rural, el descubrimiento y arranque de las pinturas murales de la zona. El programa ha incluido también la presentación este viernes del libro ‘Vocabulario pastoril de las Cinco Villas’, de Chusé Serrano, que recoge términos pastoriles en aragonés y en castellano de la comarca zaragozana. Además, tendrá lugar un recreación histórica basada en un juramento documentado que tuvo lugar en el pueblo en el siglo XVI.

"Los 60 y los 70 fueron años de éxodo rural. Las jornadas van a recordar la infancia de los que todavía viven en el pueblo. Cada fin de semana son muchos los que vuelven a las casas que mantienen abiertas, pero este fin de semana las calles se llenan y nos reuniremos más de 400 personas. Solo en la comida del sábado seremos 200", explica su alcalde, Armando Soria. Música, charlas, recreaciones y actuaciones completarán un fin de semana que además tiene carácter solidario con la colaboración que se mantiene con la Fundación Síndrome de Dravet.

Dentro del programa de actos previsto en estas jornadas culturales se ha incluido la inauguración del Centro de Interpretación de las Pinturas Románicas, que verá la luz este sábado tras dos años de trabajo. Según recordó el responsable local, en 1962 se descubrieron las pinturas de Urriés al retirar el retablo del ábside para la restauración de la iglesia: "Fueron la primera adquisición del Museo Diocesano de Jaca que se abriría después con las de Ruesta, que llegaron en 1963, y las de Bagués, la denominada Capilla Sixtina del Románico en 1966". Soria explicó que "se trata de un sencillo museo pero a la vez espectacular, ya que se ha conseguido hacer de la sala un sitio bello y cargado de información y respeto por nuestra cultura".

En los paneles del centro se explican los orígenes de Urriés en el año 921, el entorno de la Valdonsella y las pinturas románicas de las iglesias de la zona. Se complementa con un audiovisual de siete minutos: "Es un verdadero placer para los sentidos que sitúa las pinturas en su contexto histórico, da a conocer la técnica del estrapo que se utilizó para extraerlas de la pared y sobre todo la cultura y el patrimonio, todo lo que nuestros pueblos ofrecen".

"Buscamos alicientes para evitar que los pueblos mueran. Ruesta está despoblado, Urriés tiene 40 habitantes y Bagués, con 6 vecinos, es el más pequeño", dijo. Una conferencia de Marisancho Menjón precederá a la apertura del centro. La historiadora hablará de Sijena, del paralelismo con Urriés y del Románico del territorio.

Etiquetas
Comentarios