Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La fachada de la Seo recupera el aspecto que tenía antes de la guerra de la Independencia

La retirada de los andamios tras su restauración permite ver los dos colores originales, convertidos en blanco total en 1814.

Aspecto actual de la Seo.
Aspecto actual de la Seo, con la retirada de andamios que comenzó ayer.
Guillermo Mestre

La fachada de la iglesia catedral de San Salvador, la Seo, comenzó ayer a desprenderse de los andamios que la tapaban y que han permitido afrontar su restauración. Muchos zaragozanos se percataron de que la parte superior de la portada ha quedado por fin a la vista de cualquiera, casi año y medio después del inicio de los trabajos. Sin embargo, pocos sabrán que este aspecto que ha quedado al descubierto recupera, más de dos siglos después, la esencia de la fachada original, que quedó eliminada tras unas obras de urgencia cuando terminó la guerra de la Independencia.

La fachada principal de la Seo, conocida como neoclásica pese a no serlo, se terminó en 1767. Fue obra de Julián Yarza y Lafuente, quien se inspiró para su ejecución en un proyecto presentado años antes por el arquitecto Ventura Rodríguez para el Pilar, y que no llegó a ejecutarse. Se hizo en ladrillo revestido de yeso y piedra, y son estos dos materiales los que marcaron los dos colores que tuvo en su origen.

Sin embargo, en 1814 este aspecto bicolor desapareció. Como recordó el catedrático Guillermo Fatás en varios artículos publicados a comienzos de los años 90 en HERALDO, la llegada de Fernando VII a Zaragoza ese año hizo que, para tratar de adecentar la ciudad, la portada de la catedral se repintara toda de blanco, y se colocaran farolillos.

Las sucesivas restauraciones –incluida la que mantuvo cerrado el templo 16 años hasta 1996– consolidaron esa monocromía. «Esa fachada totalmente pintada de blanco es un despropósito deseducador y falto de respeto para con el más venerable monumento zaragozano», apuntaba Fatás en uno de sus artículos. Además, señalaba con claridad las partes que deberían ir en su color natural de piedra en vez de en blanco, y que incluyen columnas, basamentos, pedestales y cornisas.

Algunas de estas consideraciones se han tenido en cuenta en la restauración que estos días comienza a quedar a la vista. La fachada de la Seo ya no es blanca integral, sino que se puede apreciar que algunas partes tienen un tono ligeramente más oscuro, lo que puede darle algo más de volumen. Los trabajos de puesta a punto, dirigidos por Mariano Pemán y Luis Franco, terminarán en varias semanas, cuando se rematen algunos detalles finales y la pintura de las puertas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión