Despliega el menú
Zaragoza

Cerca de mil mujeres maltratadas cuentan con protección policial en Aragón

Más de 200 llevan dispositivos de localización que pueden activar en caso de emergencia. Hay también 37 hombres controlados con pulseras electrónicas.

La calle de Marcos Zapata, en Las Delicias, donde se produjo el crimen machista de este lunes.
La calle de Marcos Zapata, en Las Delicias, donde se produjo el crimen machista de este lunes.

Hasta el pasado lunes Aragón era una de las pocas comunidades de España que no había registrado ninguna muerte por violencia machista en 2017 y todo lo que iba del 2018. La de Raquel D. P. rompió esta tendencia positiva, aunque eso no quiere decir que las cifras sobre violencia de género no dejen de reflejar una realidad preocupante.

Cada mes los juzgados aragoneses reciben unas mil denuncias por delitos relacionados con agresiones machistas y en estos momentos hay un millar de mujeres maltratadas que cuentan con protección policial por orden judicial. Los datos son muy similares a los de 2017, que cerró el año con 1.541 casos activos y 950 mujeres con protección. Así lo reflejan los números del Ministerio de Sanidad recogidos por el Instituto Aragonés de la Mujer y el Instituto de Estadística.

Según sus recuentos, a fecha de 31 de abril de 2018, de los 1.536 casos activos en ese momento en la Comunidad, en 939 de ellos las mujeres tenían protección policial (766 en Zaragoza, 103 en Huesca y 70 en Teruel). De ese grupo, a 217 se les había asignado un dispositivo de alarma denominado Atempro (127 en Zaragoza, 49 en Huesca y 41 en Teruel). El sistema consiste en un teléfono con un sistema de localización que las mujeres pueden activar cuando se encuentren en una situación de emergencia.

Además, en esa misma fecha había 37 maltratadores (31 en Zaragoza, 3 en Huesca y otros tantos en Teruel), a los que se les había colocado una pulsera electrónica para controlar que no se acercaran a la mujer a la que tenían amenazada.

De los 1.536 casos activos, 830 estaban valorados como de riesgo bajo (691 en Zaragoza, 84 en Huesca y 55 en Teruel) y 106 de riesgo medio (119 en Huesca, 72 en Zaragoza y 15 en Teruel). Además, había tres declarados como de alto riesgo, lo que quiere decir que las víctimas precisaban de vigilancia constante de la Policía o de la Guardia Civil por la elevada probabilidad de ser asesinadas.

Sin denuncia previa

Este no es el caso precisamente de Raquel D. P., la mujer de 37 años asesinada por su pareja, David Pellicer Criado, de 39. La víctima no había interpuesto nunca una denuncia por malos tratos contra él ni había pedido ayuda a institución alguna, al menos que haya trascendido. Sin embargo, tras diez años de relación y una hija en común de 9 –la cual no estaba en casa cuando la mató– Raquel D. sí que quería cortar su relación con él y así se lo dijo.

La experiencia demuestra que el anuncio de una separación o ruptura de relación, la presentación de una denuncia o la inminencia de la celebración de un juicio contra el agresor son situaciones cruciales que actúan como detonante de la violencia por parte del hombre.

David Pellicer pasará hoy a disposición del juzgado de Violencia Sobre la Mujer, tras declarar ayer ante la Policía Nacional.

Etiquetas
Comentarios