Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Comienza la demolición de los puestos del Mercado Central

Las máquinas trabajarán los próximos días en dejar diáfana la histórica lonja antes iniciar el refuerzo de la estructura.

Dos retroexcavadoras se afanan en despejar las naves del Mercado Central de Zaragoza
Dos retroexcavadoras se afanan en despejar las naves del Mercado Central de Zaragoza
Guillermo Mestre

Dos retroexcavadoras comenzaron este martes a demoler los antiguos puestos del Mercado Central, así como la cristalera de una de sus fachadas laterales. La espectacular imagen fue seguida con curiosidad por los zaragozanos que pasaban por la zona, y supone el primer gran avance en la reforma con la que se dará una nueva vida a la histórica lonja de Zaragoza.

La empresa Ferrovial, adjudicataria de los trabajos, va a proceder a despejar las naves del mercado durante los próximos días. No solo se derribarán los 160 mostradores, también se desmontarán todas las tuberías, canalizaciones e instalaciones de luz de la planta calle. Además, se destruyen las mamparas laterales que se instalaron en la reforma de los años 80, de forma que con la reapertura se disfrutará de un espacio abierto, menos hermético.

En las últimas semanas se han estado realizando catas "sin mayores sorpresas", según fuentes de Urbanismo, y los trabajos siguen el "calendario previsto", que debería permitir reabrir dentro de un año.

Tras las obras de derribo y desescombro, el siguiente objetivo de la contratista será reforzar la estructura del mercado, obra de Félix Navarro de 1903 –el lunes cumplió 115 años– que no ha sido ajena a los achaques que provoca el paso del tiempo.

Nuevo concepto

La remodelación persigue recuperar el pasillo central del mercado. También se ganará espacio en los pasillos laterales, lo que liberará las fachadas y permitirá "retomar la imagen primitiva de la lonja, abierta hacia la ciudad", explican fuentes municipales. Asimismo, se retirarán las instalaciones y los ‘túneles’ que actualmente impiden ver la cubierta y sus curiosidades decorativas como los esmaltes, los tarjetones, los detalles de forja...

En la planta baja se mantendrá el uso comercial, pasando de los 160 puestos actuales a 78 (74 para comercio de alimentación y 4 para restauración). Con esta reducción también se evita que se vean muchas persianas bajadas y puestos vacíos como sucede en la actualidad. El área destinada a los puestos se reduce, pasando de 1.725 a 1.140 metros cuadrados, si bien, individualmente, los puestos ganan en mostrador.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión