Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

"El domingo por la noche los oí discutir, pero no le di importancia, pensé que era una riña sin más"

Un vecino y conocido de la víctima recuerda que la oyó gritar pero que, aparentemente, la discusión no había ido a más.

El vecino de Raquel D., en el portal de la casa de la calle Zapata.
El vecino de Raquel D., en el portal de la casa de la calle Zapata.
Heraldo.es

Los vecinos de Raquel estaban este lunes desolados por su asesinato y totalmente indignados y asqueados con el homicida. Todo eran buenas palabras sobre la joven, a quien conocían desde pequeña, pues ha vivido siempre en esa casa con su familia. Uno de ellos no pudo evitar las lágrimas al enterarse por este periódico de lo sucedido.

"No puede ser. Anoche estuve en casa un momento (tiene alquilado el piso contiguo al de la víctima) y los oí discutir. Noté a Raquel enfadada y pensé que era una riña sin más trascendencia. Jamás, jamás podía imaginar que podía acabar así. Es terrible y da miedo", manifestó, al tiempo que recordaba que cuando era pequeña había salido con su hijo, que tiene aproximadamente su edad. Ahora este vecino no vive ahí, pero tiene el piso alquilado y el domingo acudió porque tuvo que cambiar la cerradura al haber perdido las llaves. "Cuando se fueron los cerrajeros me quedé un rato y la oí bastante enojada lanzar un juramento. Pero la cosa no fue a más y, aparentemente, se quedó ahí. Ya veo que no", lamentaba.

"Me encontraba con Raquel muchas mañanas temprano llevando a su hija al colegio. Se las veía siempre muy felices", manifestaba el dueño de un bar próximo al domicilio. Igualmente, la propietaria de una de las fruterías del mercado de Delicias donde Raquel trabajó lloraba al enterarse del final tan trágico que ha tenido la joven. "Es increíble, yo a él no lo conocía de nada, pero ella era una mujer estupenda y muy vital", manifestaba.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión